| 4/4/2013 9:19:00 AM

Brecha social e interconexión, los "grandes desafíos" de A.Latina

La brecha en el desarrollo de las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (TICs) y la ausencia de una interconexión directa entre los países de América Latina son los "grandes desafíos" digitales que afronta la región.

Montevideo - La secretaria ejecutiva de la Cepal, Alicia Bárcena, identificó esos problemas durante la inauguración hoy en Montevideo de la IV Conferencia Ministerial sobre la Sociedad de la Información en América Latina y el Caribe, en donde expertos y dirigentes políticos tratarán temas como la economía digital, las estrategias para la competitividad y el acceso a las nuevas tecnologías.

Según la titular de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), si bien hay un progreso en la región en el uso de las TICs, uno de sus puntos débiles es un desigual desarrollo, que refleja que el avance digital va a "diferentes velocidades".

"La penetración de la banda ancha es 15 veces mayor en los países más avanzados que en los más rezagados" y "esto hace que las TICs no tengan los impactos esperados", alertó.

Bárcena dijo que en esta conferencia, que se extenderá hasta el viernes, la Cepal dará a conocer un documento que muestra que los tres países de mejor desarrollo, Uruguay, Chile y Argentina, presentan tasas de uso y acceso a estas tecnologías similares a las europeas, mientras que en el grupo con peores resultados, El Salvador, Honduras y Nicaragua, es menos de la mitad.

"Ese es el tamaño de la brecha. Y me refiero a temas como la infraestructura de software, a las telecomunicaciones y servicios (...). Realmente tenemos ese gran problema", indicó.

Además, Bárcena resaltó que los estudios de la Cepal han encontrado cosas muy interesantes que ocurren en la región, como es una "brecha en la demanda", conformada por gente que puede acceder a las nuevas tecnologías con facilidad pero que prefiere no hacerlo.

"No necesariamente el tema ingresos pesa más. Pesa, pero también son importantes la educación y el tema etario. La edad de las personas cuenta", añadió.

Junto a este asunto, lo desafíos de los que los expertos hablarán en este foro también incluyen temas como la computación "en la nube" o el acceso remoto a la información, los temas regulatorios y cuáles deben ser los nodos de interconexión.

"Hoy por hoy seguimos pasando mucho por Miami para hacer una comunicación digital. Nos hace falta fortalecer nuestra interconexión regional, es un tema de integración regional que para la Cepal es muy importante", destacó.

Para afrontar estos problemas, la secretaria del organismo apuntó a que desde luego hace falta "una proporción grande de inversiones públicas" que vayan junto a las privadas en el desarrollo de infraestructuras, pero siempre pendiente de crear "políticas complementarias", dado que "la tecnología solita no va a servir".

Así, reclamó "estrategias productivas" que permitan habilitar redes públicas y convertir "en un bien público el acceso" a las TICs, además de "formar a los usuarios para que se apropien de todo el proceso técnico".

Como punto final de este camino, América Latina tendrá que discutir sobre la creación de contenidos y su administración para impulsar una economía digital propia.

En la presentación del encuentro estuvo presente el presidente uruguayo, José Mujica, quien en su habitual tono filosófico apuntó a que el desarrollo del mundo digital no será nada sin la formación de sus usuarios y reclamó a los participantes pensar en eso para "mejorar a las bestias" que todos llevamos dentro.

"Ahora nos podemos conectar con el universo entero, pero ¿nos podremos conectar con el que llevamos adentro? ¿lo podremos encontrar en Internet?", se preguntó el mandatario de 77 años. 

EFE/D.com
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?