| 1/19/2007 12:00:00 AM

Brasil y Venezuela firman ambicioso paquete energético

Entre los acuerdos está uno para el estudio de la construcción de un primer tramo 5.000 kilómetros del llamado Gran Gasoducto del Sur, y que se extienda desde Guiria, en la costa del noreste de Venezuela, hasta Recife, en el noreste de Brasil.

Rio de Janeiro.- Brasil y Venezuela firmaron el jueves un ambicioso paquete de acuerdos en el área energética y que van desde la creación de empresas mixtas para la explotación de crudo y gas hasta un memorándum de entendimiento para el desarrollo de una primera parte de la construcción de un extenso gasoducto.

El segundo acuerdo contempla el desarrollo de cinco proyectos conjuntos, a través de empresas mixtas entre los conglomerados Petroleo Brasileiro SA (Petrobras) y Petróleos de Venezuela SA (PDVSA). "El gasoducto es muy importante, el gasoducto es el concepto, obras como esta (son) parte de la integración que necesitamos", dijo a los periodistas el presidente venezolano Hugo Chávez tras la firma del memorándum de entendimiento sobre el gasoducto y que también contó con la rubrica del brasileño Luiz Inacio Lula da Silva

Los convenidos fueron anunciados en medio de un intervalo de la cumbre de Mercosur, que se realiza aquí jueves y viernes en el hotel Copacabana Palace. Ya temprano, Chávez había dicho: "Brasil, no te preocupes porque todo el gas que necesitas, para el norte y noreste del país, está en Venezuela".

Posteriormente en una conferencia de prensa en el hotel, los directores de Petrobras, Sergio Gabrielli, y de PDVSA, Rafael Ramírez, también ministro de Energía venezolano, indicaron que esperan tener para diciembre del 2007 "la ingeniería conceptual" del gasoducto y que una vez "certificado" su viabilidad técnica, ambiental y económica, "se decidirá sobre el inicio de la construcción que podrá ser llevada a cabo en cuatro años", de acuerdo con el texto de la declaración conjunta emitida por Lula y Chávez.

Ni Gabrielli ni Ramírez dijeron el costo estimado de la vasta tubería. "No tiene mucho sentido hablar ahora de números", dijo Gabrielli. Ramírez indicó que la firma de los documentos "despejan cualquier duda sobre el desarrollo de este proyecto" de la tubería. "Hemos llegado a definiciones importantes en cuanto a la fuente de financiamiento, viabilidad técnica y la reserva comprometida", dijo Ramírez sin dar otros detalles.

El gasoducto se alimentaría de enormes reservas de gas costa afuera en el noreste venezolano. Venezuela cuenta con reservas probadas de gas de 147,5 billones de pies cúbicos, según cálculos oficiales. Inicialmente el gasoducto fue planteado por Chávez junto a Lula y el presidente de Argentina, Néstor Kirchner, en 2006 como un proyecto de construcción de los tres países. Ahora el plan parece tímidamente avanzar, al menos en el papel, por tramos. En una segunda fase incluiría a Bolivia, Argentina, Paraguay y Uruguay.

Ramírez y Gabrielli explicaron los otros proyectos, con empresas mixtas en que PDVSA tendrá 60% y Petrobras 40%: uno para explotar en el sur venezolano, en la llamada faja del Orinoco un campo denominado Carabobo 1 con reservas certificadas de 9.000 millones de barriles. Un segundo plan es el mejoramiento de crudo pesado, también en la faja, para producir crudo sintético, con mayor valor comercial en el mercado.

El tercero se refiere al desarrollo de reservas de gas en el nororiente venezolano, en el llamado proyecto Mariscal Sucre. Y un cuarto proyecto en que Petrobras y Pdvsa se asocian para explotar cinco campos maduros, con en total reservas por 464.000 millones de barriles. Un quinto convenio menciona que el desarrollo de ese crudo de forma conjunta en la faja del Orinoco alimentaría una refinería que ya en 2006 anunciaron Brasil y Venezuela que construirán en el estado de Pernambuco, noreste de Brasil y estado natal de Lula. La refinería se construiría a partir del 2007, estaría lista para el 2010 y procesaría 200.000 barriles diarios de crudo.

 

 

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?