| 2/27/2008 12:00:00 AM

Brasil, con superávit primario récord en enero

Brasilia.- Brasil registró un superávit presupuestario primario del sector público de 18.662 millones de reales (11.100 millones de dólares) en enero, un récord para el mes desde que el Gobierno inició la serie estadística en 1991, dijo el miércoles el Banco Central.

El resultado se comparó con un superávit primario de 13.457 millones de reales en el mismo mes del 2007 y un déficit de 11.780 millones en diciembre.

El mercado esperaba un superávit de 12.150 millones de reales en enero, según la mediana de las previsiones de 14 economistas consultados por Reuters. Las estimaciones fueron de 9.900 millones a 14.200 millones de reales.

En los 12 meses a enero, el superávit primario fue equivalente al 4,15 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) del país, comparado con un 3,98 por ciento del PIB en los 12 meses a diciembre.

El sector público consolidado incluye a los gobiernos federal, estatales y municipales, así como a las compañías que son propiedad del Estado.

El superávit primario, que excluye los pagos de intereses, es seguido de cerca por los inversores como una medida de la capacidad de pago de un país de sus compromisos financieros.

Incluyendo el pago de intereses, el resultado fue de un superávit de 5.521 millones de reales en enero, frente a un déficit de 470 millones en igual mes del 2007.

Con ese resultado, el déficit nominal -que incluye el pago de intereses- fue en los 12 meses a enero equivalente a un 2,02 por ciento del PIB, récord para la serie histórica iniciada en 1991.

El Banco Central informó también que la deuda líquida del sector público alcanzó al 42,1 por ciento del PIB en enero, el menor nivel desde diciembre de 1998, comparado con un 42,8 por ciento del PIB en diciembre.

(1 dólar = 1,67 reales)

 

 

Reuters

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?