| 10/15/2008 12:00:00 AM

Brasil y Sudáfrica culpan a países ricos de crisis financiera

NUEVA DELHI _ India, Brasil y Sudáfrica solicitaron el miércoles a los países ricos que los tomen en cuenta para evitar que las acciones contra la crisis financiera internacional comprometan el desarrollo de las economías emergentes.

"Somos las víctimas de una crisis generada por los países ricos", afirmó el presidente brasileño Luiz Inacio Lula da Silva en la tercera cumbre de los tres mayores países emergentes.

El mandatario sudafricano Kgalema Motlanthe dijo que la esperanza de una futura recuperación económica está en las naciones en desarrollo "si seguimos privilegiando tanto el crecimiento como la redistribución de la riqueza entre los pobres".

Como en Asia, Rusia y países de América Latina, la mayoría de los mercados bursátiles emergentes han resentido más pérdidas que en Estados Unidos o Europa occidental. Una posible causa, según analistas, es que los inversores extranjeros dejaron de tomar posiciones de riesgo ante la restricción crediticia mundial y decidieron retirar dinero para atender necesidades de liquidez en sus países.

El primer ministro indio Manmohan Singh dijo que el mundo necesita ahora más que nunca un renovado empeño para reformar las instituciones internacionales, como las Naciones Unidas o el Grupo de los Ocho países más industrializados.

Singh consideró también necesario que concluyan las demoradas negociaciones para un nuevo acuerdo mundial de comercio "de manera que promoviera el desarrollo e incluso el crecimiento".

Silva y Motlanthe fustigaron a las naciones desarrolladas por la turbulencia actual en el sistema financiero internacional.

El presidente sudafricano dijo que las decisiones erradas de unos cuantos han puesto al sistema financiero internacional al borde del colapso con secuelas funestas para muchas naciones pobres y vulnerables.

Silva señaló que "es inaceptable que un grupo de especuladores convirtiera al mundo en un casino gigantesco y nos diga cómo debemos dirigir gobiernos".

"Necesitamos hacernos escuchar en forma colectiva", señaló.

Motlanthe pidió que los países desarrollados y en desarrollo revisen la cuestión central sobre qué fue lo que realmente falló y dónde estaban los mecanismos de autorregulación "que nos dijeron que impedirían lo que se ha convertido en un desastre sin atenuaciones".

Los tres países acordaron en el 2003 sostener reuniones periódicas para promover las necesidades de las economías emergentes

 

 

(AP)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?