| 2/1/2011 10:15:00 AM

Brasil registró en enero un superávit comercial de US$424 millones

Brasil registró en enero de 2011 un superávit en su balanza comercial de US$424 millones, que contrastó con el déficit de 179 millones de dólares que el país sufrió en el primer mes de 2010, informó hoy el Gobierno.

Río de Janeiro - El saldo positivo de enero, sin embargo, fue en un 92,1% inferior al de diciembre pasado, cuando las exportaciones superaron las importaciones en 5.367 millones de dólares, según las cifras divulgadas por el Ministerio de Desarrollo, Industria y Comercio.

El superávit del primer mes de este año fue producto de la diferencia entre exportaciones por 15.215 millones de dólares e importaciones por 14.791 millones de dólares.

Las ventas externas en enero crecieron un 34,59% con respecto a las del mismo período de 2010 (11.305 millones de dólares), en tanto que las compras en el exterior apenas aumentaron un 28,79% en relación a las del primer mes del año pasado (11.484 millones de dólares).

En la comparación con diciembre pasado, las exportaciones se redujeron en un 27,26% y las importaciones bajaron un 4,89%.

El superávit comercial brasileño viene sufriendo un progresivo deterioro en los últimos meses como consecuencia de la fuerte apreciación del real frente al dólar, que reduce la competitividad de los productos brasileños en el exterior y abarata las importaciones.

El fuerte aumento de las compras en el exterior también viene siendo impulsado por el propio crecimiento de la economía brasileña, calculado en el 7,3% el año pasado.

Brasil registró en 2010 un superávit comercial de 20.278 millones de dólares, en un 19,8% inferior al de 2009 (25.348 millones de dólares) y el más bajo en los últimos ocho años.

Pese a que las exportaciones del año pasado alcanzaron un récord de 201.916 millones de dólares, apenas crecieron un 31,4% en el año, en tanto que las importaciones saltaron un 41,6%, hasta 181.638 millones de dólares.

El Gobierno admite que el deterioro en la balanza comercial es uno de los mayores desafíos para la presidenta Dilma Rousseff, que asumió su mandato el 1 de enero pasado, y lo atribuye a la "guerra de divisas" que ha apreciado el real frente al dólar, el yen y el euro.

Los analistas prevén que el posible crecimiento del 5,0% de la economía brasileña este año y la actual apreciación del real pueden causar de nuevo una acentuada caída del superávit comercial en 2011.

Los economistas de los bancos privados consultados la semana pasada por el Banco Central prevén que el superávit de este año será de apenas 9.500 millones de dólares, la mitad del registrado el año pasado.

 

(Efe)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?