| 9/15/2010 2:40:00 PM

Brasil prepara medidas para contener la revalorización del real

El Gobierno brasileño tomará medidas para contener la apreciación del real y evitar la pérdida de competitividad con otros países que han desvalorizado sus divisas "artificialmente", dijo hoy el ministro brasileño de Hacienda, Guido Mantega.

Rio de Janerio.- "Estamos atentos. No podemos permitir que otras monedas artificialmente desvalorizadas nos ganen espacio", dijo el director de la política económica del Gobierno en un acto con empresarios en Río de Janeiro.

Sin citar medidas concretas, Mantega reiteró que Brasil "no se va a quedar quieto" ante las iniciativas en este sentido que, según él, han emprendido los países asiáticos, Estados Unidos y Europa.

"Japón hizo un movimiento fuerte para impedir la valorización del yen, pero parece que es algo orquestado con otras economías asiáticas. Lo que está por detrás de eso no lo sabemos, pero hay una predisposición asiática para mantener las monedas desvalorizadas", analizó.

El Ministerio japonés de Finanzas ordenó hoy por sorpresa una venta masiva de yenes y compra de dólares que llevó a esta moneda a revertir la tendencia que había llevado a la divisa del país asiático a niveles récord en 15 años.

En Brasil, el real encadenó ayer diez jornadas de subidas consecutivas, que llevó al dólar a cambiarse por 1,708 unidades en el tipo de cambio comercial, un valor récord este año.

Después de la maniobra de Japón, el real invirtió la tendencia de las últimas jornadas y perdió terreno frente al billete verde, aunque los propios economistas del Gobierno temen que la moneda brasileña prosiga su senda alcista.

En un discurso la semana pasada, Mantega explicó que se está registrando un "fuerte" ingreso de capitales extranjeros en Brasil por factores especulativos, por el alto volumen de crédito en el mercado interno y por la inminente ampliación de capital de la petrolera Petrobras.

La fortaleza del real es uno de los principales factores que explican la abrupta caída del superávit comercial que está experimentando Brasil este año.

Entre enero y agosto, el país acumuló un superávit de US$11.673 millones, valor un 41,3% inferior al del mismo período de 2009, según los datos oficiales más recientes.

Este balance refleja el rápido crecimiento de las importaciones, que se dispararon un 45,7% en estos ocho meses frente al peor ritmo de las exportaciones, que han aumentado un 28% con el lastre de un real caro, que encarece los productos brasileños.

 

EFE

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?