| 1/19/2009 12:00:00 AM

Brasil pierde 654.000 empleos en diciembre

Brasilia.- Brasil perdió 654.000 trabajos en diciembre a medida que la crisis financiera internacional golpeó a la economía más grande de América Latina, informó el lunes el ministerio del Trabajo.

La pérdida mensual fue la peor de la que se tenga registro desde mayo de 1999. Los sectores más afectados fueron los de industria, agricultura y construcción.

En noviembre, el Cadastro General de Empleo y Desempleo del ministerio de Trabajo registró una pérdida de 40.000 puestos de trabajo, en la primera vez que Brasil tuvo cifras negativas en generación de empleo en el gobierno del presidente Luiz Inácio Lula da Silva, iniciado en 2003.

Aún así, la economía brasileña generó más de 1,4 millones de nuevos puestos de trabajo a lo largo de 2008, un aumento de 5,01% desde el año anterior, según el informe ministerial.

El gobierno esperaba superar la meta de 2 millones de nuevos puestos laborales el año pasado, pero el impacto de la crisis en los últimos dos meses del año impidieron llegar a ese nivel.

El ministro del Trabajo Carlos Lupi dijo que las pérdidas de empleo fueron un impacto directo de la crisis global, aunque aseguró que a partir de marzo el país volverá a generar cifras positivas en creación de empleos.

"Para 2009 mantengo la previsión de 1,5 millones de nuevos empleos. En enero y febrero tendremos una situación laboral frágil, pero en marzo el mercado de trabajo volverá a crecer", aseguró Lupi en conferencia de prensa.

En el mismo tono, el portavoz presidencial Marcelo Baumbach comentó que Lula está confiado en la capacidad del gobierno de enfrentar los efectos de la crisis financiera mundial y revertir las cifras negativas en materia de empleo.

 

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?