| 8/26/2008 12:00:00 AM

Brasil pide a la OMC sanciones por 4.000 millones contra EEUU

GINEBRA- Brasil pidió a la Organización Mundial de Comercio permiso para imponer hasta 4.000 millones de dólares en aranceles anuales a los bienes y servicios estadounidenses como medida punitiva por las subvenciones ilegales a la industria algodonera, dijeron el martes las autoridades.

La petición fue presentada el lunes en la sede de la OMC en Ginebra, dijeron dos funcionarios comerciales, que pidieron quedar en el anonimato por no estar autorizados a dialogar con la prensa. Brasil solicitó que la entidad reanude las consultas con Estados Unidos, como ocurrió en el 2005 a petición de las autoridades brasileñas y que fueron suspendidas mientras Washington recibía un plazo para adaptar sus programas algodoneros a las normas de la OMC.

Estados Unidos perdió en junio su apelación final en la lucha que inició hace seis años en ese rubro agrícola, la primera disputa iniciada por un país en vías de desarrollo en los anales de la OMC.

Washington puede pedir a la OMC que rebaje el monto de las sanciones solicitadas por Brasil, e indicó el martes que sus subvenciones no permiten a los productores estadounidenses aventara en precio a sus competidores extranjeros.

"Los precios del algodón han aumentado sustancialmente, y creemos que se mantendrán altos", dijo Sean Spicer, vocero de la oficina del Representante de Comercio Exterior de Estados Unidos, en un correo electrónico enviado a The Associated Press. Agregó que su organismo consultará con los legisladores del Congreso antes de adoptar medida alguna, aunque insistió que "defenderá vigorosamente" en las próximas semanas los intereses estadounidenses.

La petición de Brasil no menciona cifras, dijeron los funcionarios, pero sí los documentos que presentó el país hace tres años ante la OCM en los que se reservaba el derecho a imponer 4.000 millones de dólares en aranceles punitivos anuales contra Estados Unidos. Un funcionario brasileño dijo que la cifra podría ser reducida ya que el país examina el nivel de subvenciones estadounidenses otorgadas en estos momentos.

Brasil y varios países del Africa occidental productores de algodón han mantenido desde hace tiempo que sus agricultores sufren debido a las subvenciones que otorga Washington a sus cultivadores. Pese a los varapalos legales, los legisladores estadounidenses anularon en mayo el veto del presidente George W. Bush a un proyecto de ley agrícola por 290.000 millones de dólares que mantienen prácticamente intactas las subvenciones algodoneras en los próximos 5 años.

El gobierno brasileño sostienen que Estados Unidos sigue siendo el segundo productor del mundo de algodón _ y el mayor exportador _ gracias a los 12.500 millones de dólares que distribuyó en subvenciones a sus agricultores entre agosto de 1999 y julio del 2003. Brasil afirma que la continuidad de las subvenciones contribuye a la que la producción sea artificialmente elevada, al igual que las exportaciones, lo que perjudica a los productores brasileños y africanos.

China es el mayor cultivador de algodón del mundo, y Brasil el quinto.

El país sudamericano advirtió que en represalia seguramente penalizará con aranceles las margas registradas, patentes y servicios comerciales estadounidenses. En su lista de hace tres años, incluyó en este último rubro las comunicaciones, construcción, ingeniería, finanzas, turismo y transporte.

 

 

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?