| 8/12/2007 12:00:00 AM

Brasil y Panamá firman acuerdo para impulsar biocombustibles

Se trata de un memorando de entendimiento que establece la creación de una "fuerza de tarea" para explorar posibilidades de cooperación técnica en el área de biocombustibles.

Panamá-. Panamá y Brasil acordaron el viernes impulsar la industria de los biocombustibles en el istmo, especialmente el etanol, en el marco de la visita del presidente Luiz Inácio Lula da Silva.

Brasil es el principal productor mundial de biocombustibles a partir de la caña de azúcar y Panamá está interesado en aprovechar cualquier ayuda en ese campo del gigante sudamericano. La visita también impulsó la iniciativa de hacer de Panamá un punto estratégico para el transporte y reexportación de productos brasileños.

"No hay nada más efectivo que una visita al sitio", dijo el vicepresidente y canciller panameño Samuel Lewis. "Brasil mira ya a Panamá como una salida al Pacífico", subrayó.

La idea es que a través del istmo Brasil pueda tener otras alternativas para que sus productos tengan acceso a otros mercados. Panamá, con una larga historia en el área de los servicios, tiene puertos terminales en el canal en el Caribe y en el Pacífico. Lewis dijo que en los próximos meses varias pequeñas y medianas empresa brasileñas se instalarán en la zona libre de impuestos en el Caribe, para desde allí reexportar sus productos.

Lula concluyó su estadía en Panamá con una visita a las esclusas de la vía marítima en el lado Pacífico. También estuvo presente en un acto en una antigua base militar estadounidense en que se entregaron a productores panameños semillas de pasto mejorados en Brasil. "Ha sido un gran día para Panamá y para las empresas... hemos visto en Brasil una gran disposición hacia la integración", dijo, por su parte, el presidente Martín Torrijos, quien acompañó a Lula en el paseo por las esclusas.

Lula y Torrijos se reunieron temprano en la presidencia y luego fueron testigos de la suscripción de ese y otros acuerdos en un acto en la casa presidencial por parte de los cancilleres de Brasil y de Panamá, Celso Amorín y Lewis, respectivamente.

Los cancilleres también suscribieron tres convenios bilaterales en materia jurídica, entre ellos uno para facilitar la extradición de nacionales y otro de asistencial legal mutua. Además, se estampó un acuerdo sobre asistencia técnica en el área de genética bovina y un memorando de entendimiento relativo a la lucha contra el hambre y la pobreza.

Lula llegó a Panamá el jueves en su última escala de una gira regional que incluyó a México, Honduras, Nicaragua y Jamaica. Lewis elogió los acuerdos señalando que ayudarán a Panamá a desarrollar la industria de los biocombustibles, especialmente el etanol. "Nos puede dar y nos va a dar la oportunidad de crear nuevos empleos generar capacidad exportadora y una alternativa a la gasolina", destacó Lewis.

A Lula lo acompañaron una delegación de casi 100 empresarios de áreas como el transporte y construcción, que están interesados en participar en el proyecto de ampliación del Canal. Lula también fue condecorado con la Orden Omar Torrijos Herrera, el difunto padre del gobernante panameño.

El general Torrijos murió en un accidente aéreo en 1981. Firmó en 1977 con el entonces presidente estadounidense Jimmy Carter los tratados que establecieron la transferencia del canal a manos panameñas. "Creo que tú eres ese fruto, originario de un árbol frondoso y de gran calidad", manifestó Lula al presidente panameño.

El intercambio comercial entre Panamá y Brasil pasó de 137 millones de dólares en 2002 a 315 millones en 2006, con una balanza favorable al país sudamericano. Lula dijo que desea balancear esas cifras y expresó el interés de los empresarios de su país en invertir en Panamá y participar en la ampliación del canal.

 

 

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?