| 5/29/2008 12:00:00 AM

Brasil obtiene segundo grado de inversión en un mes

Sao Paulo.- Brasil obtuvo el jueves su segunda calificación de crédito de grado de inversión en un mes, lo que allana el camino para un aumento en los flujos de capital y afirma su condición de una nueva potencia económica.

La agencia Fitch subió la calificación de crédito de Brasil un escalón, a "BBB-" desde "BB+," elogiando el comportamiento económico del país y sus esfuerzos por reducir el peso de su deuda. También destacó que el Gobierno está conteniendo la alguna vez rampante inflación, un viejo problema de la economía brasileña, la mayor de América Latina.

La decisión era ampliamente esperada, luego que Standard & Poor's concedió a Brasil el estatus de grado de inversión, que permite un endeudamiento bajo términos más favorables. Tras la decisión, la moneda brasileña, el real, ganó más de un 1 por ciento, a 1,639 unidades por dólar, su máximo nivel en nueve años.

El índice de la Bolsa de Valores de Sao Paulo, que ganó un 3 por ciento el miércoles en anticipación del nuevo grado de inversión, perdió un 1,99 por ciento debido a los retrocesos en acciones del petróleo y minería. "Este no es el final del camino," dijo Alberto Ramos, economista de Goldman Sachs en Nueva York. "El Gobierno no debe descansar y festejar, sino debe esforzarse para obtener más grados de inversión," agregó.

Moody's Investors Service es ahora la única gran agencia de calificación de crédito en mantener a Brasil por debajo del grado de inversión. Después que el país obtuvo esa categoría de Standard & Poor's, Moddy's dijo que Brasil necesitaba reducir más el peso de su deuda para merecer el grado de inversión.

Sin embargo, con el grado de inversión de dos grandes agencias calificadoras, Brasil luce posicionado para ser incluido en el más amplio Lehman Aggregate Bond Index. Shelly Shetty, director senior de Fitch, dijo al dar detalles sobre la mejora a la calificación de Brasil que las principales razones para la elevación de la nota fueron la posición externa, la estabilidad y el panorama de crecimiento del país. Además saludó la subidas de la tasa de interés Selic por parte del Banco Central, aunque indicó que la debilidad de las finanzas públicas de Brasil sigue siendo una preocupación, por lo que recomendó un incremento en el superávit fiscal primario.

El grado de inversión, que aumenta la potencial cantidad de inversores que llegan al país, posiblemente impulse más las acciones, bonos y moneda del país en las próximas semanas. Itaú Securites, la correduría del segundo mayor banco privado de Brasil, estima que el flujo de capitales de inversores institucionales y fondos de pensión a Brasil puede alcanzar al menos a 120.000 millones de dólares debido a las nuevas calificaciones.

Los grados de inversión también deben permitir obtener préstamos con intereses más bajos. Este mes, el Gobierno aprovechó la calificación de S&P y vendió 525 millones de dólares en bonos globales denominados en dólares con menores costos. El ministro de Hacienda de Brasil, Guido Mantega, consideró que la solidez fiscal es la principal razón para que las agencias calificadoras hayan otorgado el grado de inversión al país.

La elevación de la clasificación también refleja la reducción de la vulnerabilidad de la economía, según Mantega. "Brasil se tornó un país más sólido y, por lo tanto, va a tener un crecimiento sostenible en los próximos años," dijo el ministro. Brasil, que junto a Rusia, India y China es uno de los mercados emergentes de más rápido crecimiento, ya ha visto un aumento del flujo de capitales en años recientes, al apostar los inversores en un futuro más brillante para el país.

 

 

Reuters

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?