| 6/7/2006 12:00:00 AM

Brasil negocia con Bolivia, pero no quiere ser sorprendida

Brasil negocia y negociará con Bolivia todo lo que necesite ser negociado, pero no quiere ser sorprendida por "acciones abruptas" ni "hostiles", afirmó el miércoles un alto asesor de la presidencia.

Marco Aurelio García, consejero de asuntos internacionales del presidente Luiz Inacio Lula da Silva, indicó además que "ya las cosas quedaron aclaradas" desde mayo, cuando se produjo "el intenso episodio" de mutuos reclamos entre La Paz y Brasilia por el tratamiento dado a la petrolera brasileña Petrobras, con ocupación de sus instalaciones de militares bolivianos, a raíz de la nacionalización de hidrocarburos decretada por el gobierno boliviano el 1 de mayo.

 

"Consideramos que ese episodio quedó cerrado y las cosas van por el camino de la negociación", agregó García a los periodistas en el congreso. Dijo que el contenido y detalles de las negociaciones, de común acuerdo con Bolivia "no se hará por la prensa".

 

Las conversaciones de los dos gobiernos en mayo fueron claras, dijo García, con Brasil manifestando a Bolivia que desea negociar, pero sin recibir sorpresas.

"El recado dado fue que nosotros tenemos que negociar todas las cuestiones, que nosotros no queremos ser sorprendidos, no por el contenido porque nosotros sabíamos --mejor dicho quién no sabía que el gas boliviano iría a ser nacionalizado-- (pero) nosotros no queremos ser sorprendidos por acciones abruptas, en algunas casos, hostiles", indicó.

 

Petroleo Brasileiro SA (PETROBRAS), una de las principales petroleras con actividades en Bolivia, y las autoridades bolivianas negocian nuevos contratos a raíz de la nacionalización, así como nuevos precios de venta del gas boliviano a Brasil.

Actualmente Petrobras paga 3,80 dólares por cada millón de BTU (British Thermal Units). La Paz ha dicho que busca un incremento de precio de 60%.

Brasil compra cada día 26 millones de metros cúbicos de gas boliviano, es decir cerca de la mitad de su consumo. A la vez, La Paz tiene en Brasil el principal mercado para su riqueza gasífera.

  Analistas estiman poco probable que Bolivia decida un corte de suministro a Brasil. "El gas es una fuente muy importante de ingresos para Bolivia. Es muy difícil imaginar que Bolivia interrumpirá el abastecimiento de gas a Brasil", dijo a Dow Jones Milena Zaniboni, directora corporativa en Brasil de la agencia clasificadora Standard & Poor's.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?