| 2/28/2012 9:49:00 AM

Brasil y México reanudan el martes las negociaciones sobre acuerdo automotor

Brasil y México reanudarán este martes las negociaciones para una posible revisión de un acuerdo automotor binacional en una reunión que presidirán los titulares de Relaciones Exteriores de ambos países, informaron hoy fuentes oficiales.

El encuentro se celebrará en Brasilia y la delegación mexicana estará integrada por los secretarios de Relaciones Exteriores, Patricia Espinosa, y Economía, Bruno Ferrari, mientras que por el lado brasileño asistirán el canciller Antonio Patriota y el ministro de Desarrollo, Industria y Comercio Exterior, Fernando Pimentel.

Fuentes de ese último despacho explicaron a Efe que el encuentro servirá para dar continuidad a las reuniones que equipos técnicos de ambos países tuvieron a inicios de este mes para debatir una posible modificación de un acuerdo automotor bilateral en vigor desde 2003. El comercio automotor entre Brasil y México está regulado por el Acuerdo de Complementación Económica que reduce los aranceles sobre las importaciones del sector.

La iniciativa de revisar ese acuerdo la tomó Brasil, debido a un fuerte aumento de las importaciones de automóviles y repuestos procedentes de México, que, según alegan empresarios, han comenzado a afectar a la industria automotriz nacional. Según datos oficiales brasileños, las importaciones de vehículos desde México aumentaron el año pasado un 40 %, la misma proporción en que cayeron las exportaciones de automóviles hacia ese país, lo cual generó un déficit de casi 1.700 millones de dólares en ese sector.

México ha admitido que ha tenido un superávit importante en la balanza sectorial durante el último año, pero al mismo tiempo ha afirmado que desde la entrada en vigor del acuerdo, en 2003, acumula un déficit cercano a los 10.000 millones de dólares. 

EFE
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?