| 6/11/2007 12:00:00 AM

Brasil con el mayor número de niños trabajando en el campo

Los datos fueron divulgados en vísperas del Día Mundial en contra del Trabajo Infantil, el 12 de junio, y que estará este año dedicado a una campaña por la eliminación del trabajo de los niños en la agricultura.

SAO PAULO _ Con más de un millón de niños dedicados a labores en el campo, Brasil es el país de Sudamérica con mayor número de menores que trabajan en la agricultura, indicó el lunes la oficina regional de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO).

Con el objetivo de fortalecer el movimiento mundial contra el trabajo infantil, agencias internacionales como la FAO, la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y el Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (FIDA) se han unido en una alianza para desarrollar programas conjuntos en la región, dijo la FAO en un comunicado divulgado por internet.

A escala mundial, dijo la FAO, más de 318 millones de niños y niñas menores de 18 años trabajan en algún tipo de actividad productiva y en Latinoamérica 70% de los chicos que trabajan lo hacen en la agricultura, agregó la nota.

En Brasil, dijo, son 1,2 millón de chicos de cinco a 17 años de edad que trabajan en el sector agrícola. De ese total, por lo menos 500.000 tienen de cinco a 15 años, agregó la nota citando datos de la OIT.

De acuerdo con el Instituto Brasileño de Geografía y Estadística (IBGE), Brasil tiene 189 millones de habitantes y al menos 1,8 millón de chicos de entre cinco a 17 años de edad trabaja unas 40 horas por semana, o más.

Entre los aspectos que configuran la nueva realidad rural de América Latina, agregó la FAO, están "la destrucción de los sistemas familiares, la migración, la presión de búsqueda de nuevas estrategias de generación de ingresos, así como el enorme crecimiento de la agroindustria y de los productos básicos como el algodón, el café, el chocolate y la caña de azúcar".

Añadió que si bien labores cotidianas y ligeras como el pastoreo y alimentación de ganado son "importantes en el proceso de aprendizaje y obtención de identidad de los niños insertos en la cultura campesina", es importante recalcar que "el trabajo infantil en la agricultura comercial o empresarial es una forma no aceptable de trabajo".

Los problemas laborales de Brasil aún no han llevado a que otras naciones impongan restricciones a la importación de productos agrícolas, pero ya políticos europeos están considerando exigir certificados a los exportadores de etanol --alcohol combustible de la caña de azúcar-- que cumplen con la normativa laboral en sus fincas.

La mayoría de las exportaciones agrícolas de Brasil --líder exportador mundial en rubros como pollo, carne, soya, etanol, entre otros-- van a Europa y mercados emergentes como China.


 

AP
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?