| 6/1/2011 1:40:00 PM

Brasil impone tasas de nacionalización a empresas que fabriquen tabletas

El Gobierno brasileño anunció este miércoles que exigirá tasas de nacionalización de componentes a las empresas que pretendan beneficiarse de los incentivos fiscales ofrecidos a quienes fabriquen tabletas electrónicas en el país.

Brasilia - Al menos la mitad de las tabletas que sean producidas este año tendrá que tener placas madre fabricadas en Brasil, tasa que será elevada al 95 % a partir de 2013, según las reglas publicadas hoy en el Diario Oficial de la Unión y con vigencia inmediata.

En cuanto a las pantallas de cristal líquido, planas o de nuevas tecnologías, el componente más caro y que ninguna empresa produce en Brasil, los fabricantes podrán utilizar componentes importados al menos hasta diciembre de 2013.

"El Gobierno espera que a partir de 2014 las pantallas comiencen a ser producidas en el país", según un comunicado del Ministerio de Ciencia y Tecnología.

Los porcentajes de componentes nacionales tendrán que ser cumplidos por los fabricantes que aspiren a los descuentos fiscales que el Gobierno anunció el mes pasado y que permitirán que las tabletas brasileñas sean tan competitivas como las asiáticas.

Según los cálculos del Gobierno, los descuentos fiscales reducirán el precio de los dispositivos fabricados en Brasil entre un 31 y un 36 por ciento.

Los incentivos buscan atraer a las multinacionales que quieran atender tanto el creciente mercado local como exportar a países vecinos con acuerdos de libre comercio.

Para ello, el Gobierno redujo las tasas aduaneras a la importación de componentes, el impuesto cobrado a los productos industriales y las contribuciones a la seguridad social.

Según el ministro de Ciencia y Tecnología, Aloizio Mercadante, hasta ahora doce empresas han manifestado interés en fabricar tabletas en Brasil, entre ellas la taiwanesa Foxconn, que produce el popular iPad de Apple, las coreanas Samsung y LG y la estadounidense Motorola.

Foxconn anunció recientemente que va a invertir US$12.000 millones en los próximos cinco años en la construcción de una nueva planta en Brasil para producir la mayoría de los componentes utilizados en el iPad, que comenzará a montar este mismo año en el país con componentes en su mayoría fabricados en China.

Además de las tasas de nacionalización de las placas madre y de las pantallas, el Gobierno exigirá que al menos el 50 % de los cargadores de baterías y el 20 % de las partes con función de memoria sean de origen brasileño a partir de 2012.

Esos índices irán aumentando gradualmente hasta 2014, según la norma.

 

 

 

EFE

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?