| 12/31/2007 12:00:00 AM

Brasil: exigirán 2% de biocombustible en el gasoil

En conferencia de prensa en Brasilia, la capital, Hubner informó que a partir del 1 de enero las estaciones de servicio del país deberán ofrecer diesel que contenga un 2% de aceite vegetal.

Río de Janeiro.- A partir de enero, el gasoil deberá contener un 2% de biodiesel en un esfuerzo por acrecentar el mercado del combustible no fósil, dijo el viernes el ministro de Energía y Minas de Brasil, Nelson Hubner.

"La gran ventaja es que el país tendrá un combustible alternativo que contribuirá a reducir las emisiones de anhídrido carbónico" y a "reducir la contaminación", dijo Hubner.

El funcionario expresó su confianza en que habrá suficiente biodiesel para satisfacer la demanda, aunque al principio podría haber algunos problemas de abastecimiento en remotas regiones del Brasil.

Hubner calcuó que se necesitarán anualmente unos 800 millones de litros (211 millones de galones) de biodiesel para satisfacer la demanda de un 2%, pero que Brasil ya cuenta con la capacidad para producir unos 2.500 millones de litros (660 millones de galones).

Distribuidores de combustible dijeron que están preparados para comenzar a vender la mezcla a partir del 1° de enero.

"Se trata de una especie de desafío. Los distribuidores han gastado unos 100 millones de reales para poder almacenar el biodiesel, pero todo está preparado. Hemos verificado que hay suficiente biodiesel para satisfacer la demanda", dijo Alisio Mendes Vaz, vicepresidente de la Compañía Nacional de Distribución de Combustibles y Lubricantes, en una entrevista telefónica.

El biodiesel es producido en Brasil usando semillas de aceite de castor y de soya, semillas de girasol y frutos de palmeras, pero Vaz dijo que la mayor parte del biodiesel disponible en Brasil proviene de la soya.

 

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?