| 4/26/2007 12:00:00 AM

Brasil eleva arancel para proteger textiles y calzado

La medida fue tomada el miércoles por la Cámara de Comercio Exterior (Camex), que reúne a los ministerios del área económica, Agricultura y la jefatura de gabinete, y será discutida con los socios de Brasil en el Mercosur en la próxima cita del bloque prevista para fines de año, informó el Ministerio de Comercio Exterior en una nota.

Brasil.- Brasil elevó de 20% a 35% el arancel impuesto a las importaciones de textiles y zapatos, en una medida que reclamaba el sector privado ante un aumento de productos asiáticos.

El arancel de 35% es el máximo que puede aplicar Brasil por normas en la Organización Mundial de Comercio (OMC), que reconoció el derecho de los brasileños de ajustar la tarifa dentro de los márgenes previstos, indicó el diario Valor Económico.

El sector privado venía quejándose de aumentos de importaciones de zapatos, principalmente desde China, que pasaron de 115,4 millones de dólares en 2005 a 140,7 millones de dólares el año pasado, mientras las de textiles subieron de 258,7 millones de dólares a 396,8 millones de dólares en 2006, según datos de la Camex citados por Valor Económico.

El sector de textiles "está siendo masacrado por el cambio (del real frente al dólar), los intereses, la carga tributaria y la competencia china", dijo al periódico Fernando Pimentel, director de la Asociación Brasileña de Industria Textil (Abit).

Aunque el Banco Central de Brasil viene aplicando reducciones sucesivas en la tasa de interés referencial del mercado, ésta aún sigue en una elevado nivel de 12,5% anual.

Por su parte la moneda local, el real, ha ganado terreno frente al dólar llegando a su mayores niveles en seis años y sólo en lo que va de 2007 ha avanzado más de 4% frente a la divisa estadounidense.

 

 

 

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?