| 10/19/2009 2:00:00 PM

Brasil confía en garantías colombianas sobre bases

El presidente Luiz Inácio Lula da Silva expresó el lunes su confianza en que el uso de las bases de Colombia por fuerzas estadounidenses serán únicamente para asuntos internos de ése país, como le aseguraron los gobernantes Alvaro Uribe y Barack Obama.

Sao Paulo  — Lula afirmó en una conferencia conjunta con su colega colombiano que Brasil no tendrá problemas con las bases si queda claro que "son para cuidar de problemas internos en Colombia".

"Brasil no tiene por qué estar incómodo si ese es el objetivo, confío en la palabra del presidente Uribe, confío en la palabra del presidente (de Estados Unidos) Obama", expresó Lula en el encuentro celebrado en Sao Paulo.

Manifestó al respecto que ese punto "ciertamente estará en el acuerdo que será firmado (entre Colombia y Estados Unidos) y que tendremos conocimiento de ese acuerdo".

Dijo que propuso llevar al Consejo Sudamericano de Defensa todos los acuerdos de defensa firmados por los países sudamericanos con naciones extrarregionales, como el pacto de Brasil con Francia para la construcción de submarinos y helicópteros castrenses.

"No debe haber secretos en ese proceso de integración que estamos haciendo", expresó el líder brasileño. 

Consultado sobre esa exigencia, Uribe aseguró que "las garantías devienen de los procesos históricos. Colombia jamás ha sido un país ofensivo, enfrenta un problema interno de narcoterrorismo serio y el presidente Lula sabe de nuestros esfuerzos".

"La tradición histórica, el problema interno de Colombia, el carácter no ofensivo de Colombia, el respeto que el presidente Lula ha recibido de nosotros, todo eso es un conjunto de garantías", aseguró Uribe.

El gobernante colombiano visitó el principal centro económico de Brasil para reunirse con empresarios en busca de inversiones.


(AP)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?