| 12/17/2007 12:00:00 AM

Brasil avala controles de calidad en pesca panameña

Los controles a los que están sujetos los productos de mar panameños incluyen inocuidad, certificación de las plantas de procesamiento, programas de residuos tóxicos, monitoreo de contaminantes microbiológicos y físicos.

Panamá_  Brasil avaló los controles de calidad y legislación sobre los productos del mar de Panamá, lo que le permitirá a la pesca y la acuicultura local incursionar en ese mercado, anunció el lunes el Ministerio de Salud.

El jefe del Departamento de Protección de Alimentos (DEPA) del Ministerio de Salud, Reynaldo Lee, señaló que "el aval del gobierno brasileño garantiza la exportación de productos marinos y permite incursionar al mercado" brasileño con productos del mar.

Los controles a los que están sujetos los productos de mar panameños incluyen inocuidad, certificación de las plantas de procesamiento, programas de residuos tóxicos, monitoreo de contaminantes microbiológicos y físicos.

Lee comentó que el reconocimiento de parte de Brasil demuestra que Panamá cumple con estándares de calidad internacionales y ofrece oportunidades de ampliar su mercado de exportación, que actualmente incluye Estados Unidos, Europa, Japón y otros países de Latinoamérica.

"Siendo Brasil el país más grande de Sudamérica, resulta provechoso porque facilitará la entrada a otras naciones del Mercosur y la Comunidad Andina", dijo Lee.

Panamá exporta productos del mar por unos 660 millones de dólares anuales, que incluyen, entre otros, camarón, crustáceos, langostas, atún, harina de pescado y tilapias.

Panamá ejerce una inspección minuciosa de la pesca en sus aguas, desde el origen, desembarque, procesamiento.

 

 

 

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?