| 12/6/2006 12:00:00 AM

Brasil, Argentina quedarían fuera de preferencias

El proyecto, promovido por Bill Thomas, presidente del Comité de Medios y Arbitrios, elimina las preferencias para cualquier producto cuando un país ha exportado más de 1.500 millones de dólares de ese producto en el año, y para cualquier país cuando su ingreso per cápita sea mayor de 3.400 dólares al año.

Washington.- Varios países latinoamericanos _ entre ellos Brasil, Argentina y Uruguay _ quedarían fuera del alcance del Sistema Generalizado de Preferencias comerciales, según un proyecto de renovación por dos años presentado en la Cámara de Representantes.

Los países latinoamericanos beneficiarios del GSP son Argentina, Bolivia, Brasil, Colombia, Costa Rica, República Dominicana, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Haití, Honduras, Panamá, Perú, Uruguay y Venezuela.

El Sistema Generalizado de Preferencias (GSP) es un programa destinado a promover el crecimiento económico en el mundo en desarrollo. Fue establecido en 1976 y ha liberado el ingreso al mercado estadounidense sin aranceles de 4.650 productos de 144 países.

Tuvo inicialmente una vigencia de 10 años, pero al cumplirse ese periodo se ha estado renovando cada dos años, a pedido del presidente de turno, según las necesidades de su estructura presupuestal.

Debido a que la actual extensión expira el 31 de diciembre, Thomas ha presentado el martes por la noche un proyecto de renovación con condiciones que no tienen precedentes.

Su oficina dijo que el ajuste de las condiciones era necesario a fin de que los países menos desarrollados pudieran beneficiarse de esta ayuda que concede Estados Unidos y que se deriva de los esfuerzos de las naciones en el respeto por la propiedad intelectual.

Thomas se ha mostrado reticente a la renovación del GSP por un deseo personal de sancionar a Brasil y la India por su poca colaboración con Estados Unidos en las negociaciones de la agenda agrícola en la llamada Ronda Doha.

La misma posición la expresó el presidente del Comité de Finanzas Chuck Grassley afirmando que Estados Unidos no debe "premiar a naciones que no colaboran con nosotros".

Thomas y Grassley dejarán de tener esos cargos a partir de enero cuando se instale el nuevo Congreso de mayoría demócrata.

Entre los países de la región, Brasil ha estado sujeto a permanente revisión de sus posibilidades de continuar beneficiándose debido a que sus leyes no son suficientemente rigurosas para detener la piratería de productos estadounidenses, según comentarios de funcionarios de la Oficina del Representante Comercial de Estados Unidos (USTR).

Los productos que los países colocan al amparo del GSP en Estados Unidos son variados. Argentina ha estado tratando de extender sus exportaciones sin aranceles al aluminio, cueros, alimentados enlatados, entre otros; Brasil, a joyas, chocolates y metales y Venezuela a vehículos automotrices y autopartes.

Brasil y Argentina forman con Uruguay y Paraguay el Mercosur. Paraguay no está en la lista de países beneficiados.

Uruguay no ha estado tratando de colocar más productos sino sus gestiones recientes se han orientado más bien a regular el ambiente de inversiones estadounidenses en el país, a la vez que realizaba contactos para una mejor relación comercial sin descartar incluso un tratado de libre comercio.

La renovación del GSP figura en un mismo paquete que las preferencias andinas para Perú, Colombia, Ecuador y Bolivia, la ley de crecimiento y oportunidad para el Africa y las leyes de asociación comercial especial con Haití y Vietnam.
 
 
 
AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?