| 12/3/2010 4:35:00 PM

Brasil y Argentina pretenden acelerar la integración productiva automotriz

Representantes del área de comercio de Brasil y Argentina acordaron hoy que potenciarán las iniciativas para integrar sus industrias automovilísticas, que se calcula que representan cerca del 30% de las exportaciones de cada país.

Brasilia.- El secretario de Comercio Exterior del Ministerio de Industria, Desarrollo y Comercio de Brasil, Welber Barral, dijo a periodistas que el acuerdo fue alcanzado en el marco de una reunión con el secretario de Industria argentino, Eduardo Bianchi, celebrada entre ayer y hoy en Brasilia.

Según Barral, Argentina y Brasil comparten la "preocupación" por la creciente importación de piezas para automóviles desde otros mercados y sobre todo desde el asiático, cuyos menores precios pueden poner en problemas a las industrias de ambos países.

Para fortalecer las intenciones de ir hacia una "verdadera integración productiva" en el sector, los funcionarios acordaron hacer un "seguimiento preciso" al desarrollo del área automotriz en ambos países y establecer métodos para una mayor certificación de los productos.

Asimismo, Barral dijo que durante la reunión fueron abordados otros asuntos, como los proyectos para integrar las industrias de ambos países en las áreas aeronáutica y naval, así como de lácteos, muebles, maquinarias agrícolas, vinos y electrodomésticos.

En el marco del encuentro, Argentina también planteó su interés por tener un mayor acceso a los mercados brasileños de alimentos, medicamentos, electrodomésticos, textiles y cosméticos, entre otros.

La cita se inscribió en el marco de un mecanismo periódico de consultas establecido el año pasado a fin de hacer un continuo seguimiento al comercio bilateral, un área que en diversas ocasiones ha provocado serios conflictos entre Argentina y Brasil.

 

EFE

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?