| 7/14/2010 5:40:00 PM

BP inicia prueba de la nueva campana de contención para parar el vertido

El crudo continúa saliendo por las aperturas laterales del sistema, pero no por la parte superior, según muestran las imágenes en vivo transmitidas por los robots de la compañía.

Washington.- BP inició hoy la prueba de la nueva campana de contención que ha instalado sobre la fuente del vertido en el Golfo de México con el cierre de una de sus válvulas, tras un retraso de un día para realizar análisis adicionales. 

Sus expertos miden actualmente la presión que se registra en el pozo tras el cierre de la válvula. Si es demasiado baja, eso podría indicar que hay otras fugas en el pozo. Si es excesivamente alta existirá el peligro de que la presión abra grietas subterráneas por las que se escape el crudo.

La Casa Blanca dio autorización a BP para llevar a cabo la prueba después de que el presidente Barack Obama tratara el tema en una conferencia telefónica con el equipo encargado del combate al vertido por parte del Gobierno. "Tras la realización de los test, el Gobierno federal tendrá datos valiosos sobre las condiciones en el pozo..., así como sobre nuestra capacidad para cerrarlo durante períodos breves si es necesario para prepararnos para un huracán", dijo la Casa Blanca en un comunicado.

BP ha desconectado los tubos que enlazaban la campana con los barcos Q4000 y Helix Producer, que recibían petróleo del pozo Macondo, por lo que durante el tiempo que se realice la prueba aumentará el flujo que se escapa al mar. Para paliarlo, la compañía ha concentrado 40 barcos alrededor del pozo, con el objetivo de recoger el crudo que llega a la superficie.

La prueba tardará un máximo de 48 horas y, una vez que concluya, BP conectará de nuevo las tuberías que conducen el petróleo a los buques en la superficie, un sistema con el que pretende tener capacidad para capturar 80.000 barriles por día. El Gobierno calcula que del yacimiento salen entre 35.000 y 60.000 barriles de petróleo al día.

Para ir adelante con la prueba, los expertos del Gobierno han exigido a BP llevar a cabo análisis adicionales del lecho marino, así como comprobaciones acústicas y de temperatura durante el test. La operación debía haberse llevado a cabo el lunes, pero la administración de Obama la aplazó para dar tiempo a la realización de exámenes extra para evitar que el cierre del flujo de petróleo con la nueva campana empeore las cosas.

La compañía colocó el domingo el nuevo sistema, que se ajusta mucho mejor a la anterior campana, la cual sólo capturaba parte del petróleo que salía al mar. La solución permanente es el cierre del conducto con la inyección de cemento y barro pesado a través de un pozo alternativo que excava la compañía. Sin embargo, BP detuvo hoy por 48 horas las labores de perforación, para evitar problemas durante la realización de la prueba.

El vertido se inició el 20 de abril, cuando la plataforma Deepwater Horizon explotó y se hundió por razones aún no determinadas, un accidente en el que murieron 11 personas.

 

 

EFE

 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?