| 7/16/2010 4:25:00 PM

BP está satisfecho con contención de fuga

La compañía se declaró satisfecha el viernes con los primeros resultados de la operación para detener la fuga de petróleo en el Golfo de México, asegurando que la situación seguía controlada 17 horas después del logro.

Nueva Orleans.- El vicepresidente de BP, Kent Wells, dijo que la presión era favorable dentro de la nueva campana y que no había señales de nuevas fugas. Wells habló 17 horas después de que las válvulas fueran cerradas para atrapar el crudo dentro del tapón del pozo, una prueba que podría durar hasta 48 horas.

La alta presión es una señal favorable, ya que una caída sería señal de una nueva fuga, dijo Wells.

El viernes, la presión era de más de 471 kilos por centímetro cuadrado (6.700 libras por pulgada cuadrada), por encima del mínimo que esperaban ver, pero no aún en el nivel de entre 562 y 632 kilos por centímetro cuadrado (8.000 a 9.000 libras por pulgada cuadrada) que querían.

"Las presiones que hemos visto hasta ahora son consistentes con el trabajo de análisis de ingeniería que BP ha realizado", dijo Wells. "Ha sido una concentración continua".

Wells también dijo que el trabajo se reanudaría en dos pozos de contención. Estos son la solución permanente del gigante petrolero para acabar con el escape subterráneo que se ha convertido en una de las peores catástrofes medioambientales del país.

Estas maniobras indican que las cosas van bien. Los ingenieros dejaron de perforar uno de los pozos el jueves en caso de que un agujero quedara afectado por los esfuerzos de cierre del tapón.

Ingenieros y científicos continuaron controlando la presión de la tapa. Wells señaló que dos robots submarinos peinaban el fondo del mar, buscando cualquier rastro de petróleo o identificando potenciales problemas.

No está claro si la tapa del pozo tendrá que ser abierta de nuevo para permitir que el crudo emane después de la prueba.

BP finalmente logró cortar el derrame de petróleo al mar el jueves, por primera vez desde una explosión el 20 de abril en la plataforma de BP, Deepwater Horizon, que mató a 11 trabajadores y que provocó la fuga a 1.524 metros (5.000 pies) por debajo de la superficie del mar.

El tapón del pozo es una medida temporal. Incluso si aguanta, BP necesita cerrar el vertido con cemento y barro a bajas profundidades, donde el sello se mantendrá de forma más permanente que cualquier tapón desde arriba podría.

 

AP

 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?