| 7/8/2010 10:25:00 PM

BP enfría esperanza de pronta solución en derrame de crudo

La empresa se aferró a su meta de agosto para completar un pozo de alivio que sirva para detener el peor derrame de petróleo de la historia de Estados Unidos, tras un reporte de prensa que generó esperanzas de que la compañía podría resolver pronto el vertido que ya lleva 80 días.

Washington.- BP enfrió el jueves las esperanzas de que podría tapar la pérdida de su pozo en el Golfo de México antes de lo previsto, mientras que una batalla entre el Gobierno estadounidense y el sector del petróleo por una prohibición a las perforaciones en aguas profundas se dirige a la justicia.

El jefe de la unidad de restauración de BP en la costa del Golfo, Bob Dudley, dijo al diario The Wall Street Journal que podría ser posible detener el flujo del pozo entre el 20 y el 27 de julio "en un mundo perfecto, sin interrupciones".

"El (Dudley) brindó eso como el mejor escenario posible si todo va absolutamente de acuerdo con lo planeado y no hay interrupciones, pero la expectativa es que sea en agosto", dijo una portavoz.

Banqueros dicen que el presidente ejecutivo de BP Tony Hayward actualmente está en una gira internacional para ver si coloca acciones de la empresa, cuyo valor se derrumbó a la mitad desde que estalló el pozo submarino en abril, derramando petróleo al golfo y ensuciando las costas. Las acciones ascendían el 0,8 por ciento a 365 peniques a las 1020 GMT, cuando el índice del sector del petróleo y el gas europeo Stoxx 600 subía 0,85 por ciento.

El inversor estatal de Singapur Temasek Holdings descartó el jueves las versiones de que había mantenido discusiones con BP por una participación estratégica. "Es especulación", dijo el director ejecutivo de Temasek Simon Israel a los reporteros cuando le preguntaron si Temasek estaba hablando con BP. El comentario de Temasek ocurre luego de que Hayward se reunió con un fondo de inversión estatal de Abu Dabi el miércoles.

También el jueves, la industria estaba lista para enfrentar al gobierno del presidente Barack Obama en la corte ante los esfuerzos de la Casa Blanca por suspender las actividades de perforación petrolera en aguas profundas del Golfo de México durante seis meses. Dado el interés comercial y ambiental, se espera que la Corte Federal de Apelaciones para el Quinto Circuito en Nueva Orleans adopte una decisión con rapidez, tras un juicio oral excepcional de una hora, sobre si las perforaciones en aguas profundas deben ser frenadas nuevamente.

Un juez federal, también de Nueva Orleans, levantó la moratoria el mes pasado luego de que Hornbeck Offshore Services Inc argumentó que era arbitraria por ser una prohibición absoluta sobre todas las nuevas perforaciones en profundidades por debajo de 152,5 metros. El gobierno de Obama apeló, diciendo que la suspensión era necesaria para dar tiempo para investigar la causa de la explosión de BP y asegurar que otras plataformas de perforación operan con seguridad.

Está buscando un aplazamiento del fallo en la audiencia, programada para las 3 p.m. hora local (2000 GMT) del jueves. La Administración de Información de Energía estadounidense dijo que la prohibición reduciría la producción de crudo en un promedio de 82.000 barriles por día, más que lo estimado previamente. Una recusación exitosa "podría dar a algunas de estas acciones (de perforadoras) un impulso en el corto plazo", dijo Channing Smith, administrador de portafolio de Capital Advisors Growth Fund.

El jefe de energía de la Unión Europea dijo el miércoles que el bloque podría considerar su propia moratoria sobre nuevas perforaciones petroleras en aguas profundas hasta que finalice una investigación sobre el derrame de BP. Presionada por el gobierno de Obama, BP ha comprometido un fondo por 20.000 millones de dólares para limpieza y otros costos derivados del derrame. Sus gastos a la fecha han superado 3.000 millones de dólares.

 

 

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?