| 9/2/2010 3:45:00 PM

BP empieza a destaponar su pozo averiado

Los equipos de BP comenzaron hoy a retirar el tapón de cemento que crearon hace tres semanas para detener el vertido en el Golfo de México, una operación con la que pretenden rescatar una prueba clave en la investigación sobre las causas del accidente.

Washington.- El destaponado del pozo empezó esta mañana alrededor de las 10.00 hora local (15.00 GMT), y se espera que se complete "en algún momento de esta tarde", dijo en un comunicado la portavoz de BP, Jessie Baker.

La operación, retrasada en los últimos días por la presencia de olas de hasta 2 metros de longitud, retirará el sello que hace tres semanas detuvo el flujo de petróleo que manaba al océano.

La causa de esta aparente marcha atrás es la necesidad de recuperar el sistema de prevención de derrames (BOP, por su siglas en inglés), un conjunto de válvulas que debía haberse activado cuando se produjo el accidente y que el Departamento de Justicia reclama ahora para su investigación sobre el vertido.

Los equipos esperan completar la extracción del BOP "antes del domingo", siempre que las olas no superen los 1,20 metros de altura, señaló el miércoles el encargado de la respuesta del Gobierno de E.U. al vertido, Thad Allen.

Para levantar el BOP, de 15 metros de largo y más de 270.000 kilogramos de peso, los equipos emplearán una sofisticada grúa situada a 5.500 metros bajo la superficie marina y preparada para tirar del artefacto con más de 36 toneladas de fuerza.

Una vez retirado, lo reemplazarán con un nuevo BOP procedente de otro pozo, que no estará dañado y podrá soportar la presión que se generará en el depósito cuando los equipos emprendan la operación final de sellado, prevista para la semana que viene.

Ese último paso consiste en terminar de excavar un conducto auxiliar situado a 15 metros de distancia de la base del pozo "Macondo", para taponar también su parte inferior y abandonarlo definitivamente.

La operación de destaponado coincidió con las noticias de una nueva explosión en otra plataforma ubicada al oeste de la que el pasado 20 de abril explotó y se hundió, liberando 4,9 millones de barriles de petróleo al mar a lo largo de tres meses.

La plataforma accidentada hoy, la Vermilion Oil Rig 380, propiedad de Mariner Energy, está situada a unos 160 kilómetros de las costas de Luisiana (E.U.).

Según dijo a Efe la portavoz de la Guardia Costera de E.U., Elizabeth Bortelon, las autoridades han detectado una mancha de petróleo de 1.600 metros por 30 metros de tamaño en los alrededores de esa plataforma, aunque "no se sabe" de donde proviene exactamente.

 

EFE

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?