| 2/17/2011 5:30:00 PM

Borda reitera preocupación por déficit presupuestario en Paraguay

El ministro de Hacienda de Paraguay, Dionisio Borda, reafirmó hoy su preocupación por el elevado déficit fiscal, de unos US$392 millones, previsto para este año y que incluye 5.800 nuevos cargos públicos sin fuente de financiación.

Asunción - Borda debatió el asunto con el vicepresidente del país y titular del Ejecutivo en ejercicio, Federico Franco, con quien discutió sobre una cumbre de poderes del Estado programada, para marzo, para tratar de encontrar una salida al problema.

Como una alternativa, Borda anunció la pasada semana recortes de entre el 3,2% y 19% en el presupuesto de 2011, cuyo déficit rondará US$392 millones, e instó a los titulares de los tres poderes del Estado a revisar los cargos creados por cada uno.

"A la vuelta del presidente vamos a dialogar al respecto y ver cómo manejar (la situación) porque se está haciendo difícil con los recursos que tiene el Tesoro", señaló el funcionario al referirse al viaje del jefe de Estado, Fernando Lugo, a Cuba para un tratamiento médico.

El Estado paraguayo, con más de 200.000 funcionarios, incorporó este año 2.468 cargos en el Poder Judicial, la misma cantidad en entes descentralizadas, 371 en el Legislativo, 519 en el Ejecutivo y el Tribunal Superior de Justicia Electoral (TSJE) anunció que creará 1.000.

"La preocupación es de los tres poderes, para que no haya un descarrilamiento de las finanzas públicas", aseveró Borda.

El presupuesto público de 2011 asciende a 42,8 billones de guaraníes (unos US$9.314 millones y el Ministerio de Hacienda está abocado en la aplicación del Plan Financiero, instrumento legal que le permite reestructurar los gastos.

 

(Efe)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?