| 7/30/2009 12:00:00 AM

Bonos de largo plazo en EE.UU. suben tras sólida subasta a siete años

Los precios de los bonos de largo plazo del Gobierno de Estados Unidos subieron el jueves, borrando sus pérdidas previas, después que una subasta en nuevas notas a siete años redujo los temores sobre el apetito por la deuda pública al recibir una fuerte demanda.

NUEVA YORK  -  El renovado apetito por la deuda fue alimentado también por la caza de oportunidades en las notas a largo plazo debido a la debilidad de los bonos antes de la subasta, dijeron analistas.

"Vimos compradores de notas a siete años porque algunos vieron que el bono a 10 años estaba llegando a niveles baratos y este vencimiento estaba lo suficientemente cerca", dijo Michael Pond, estratega de Barclays Capital en Nueva York.

Los precios de los bonos largos repuntaron después de haber caído ante la reducción de la demanda por la seguridad de los bonos como consecuencia del alza en Wall Street y los datos que sugirieron un menor deterioro en el mercado laboral estadounidense.

El precio de las notas a siete años subió 4/32 a 99-25/32. Su rendimiento, que se mueve inversamente proporcional al precio, cayó a 3,28 % desde el 3,30 % del miércoles.

Las notas de referencia a 10 años subieron en 5/32, ofreciendo un rendimiento de 3,64% y borrando una caída en su precio de 15/32 poco después que se anunciaran los resultados de la subasta.

Los bonos largos tuvieron un mejor desempeño que sus pares de corto plazo, que cayeron en la sesión, ya que los operadores aumentaron las apuestas de una "reducción en la curva" a la espera de mayores rendimientos.

El diferencial de rendimiento entre los bonos a dos y a 10 años se redujo a 244 puntos base desde los 269 puntos de hace tan sólo cuatro días.

Los principales indicadores bursátiles de Estados Unidos subieron en la jornada debido a los positivos datos de resultados trimestrales corporativos y por los datos que mostraron un menor número de personas recibiendo beneficios estatales de desempleo.

Las fuertes ofertas por la histórica cantidad mensual de emisiones de notas nuevas a siete años contrastaron con la decepcionante demanda de las ventas en notas a dos años y cinco años realizadas esta semana.

El resultado positivo para la subasta a siete años puede ser algo temporal.

"Continuará habiendo una incertidumbre tremenda con el proceso de subastas. Habrá incluso más con el refinanciamiento de las notas largas en agosto", dijo Pond.

Analistas consultados por Reuters esperan una contracción de 1,5 % para el segundo trimestre, frente a un declive de 5,5 % en los primeros tres meses del año.

 

 



(Reuters)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?