| 8/20/2008 12:00:00 AM

Bonos de EEUU suben ante aumento de temores sobre gigantes hipotecarios

Nueva York.- Los precios de la deuda del Tesoro de Estados Unidos a corto plazo subieron el miércoles, llevando sus rendimientos a mínimos en tres años, tras un fuerte aumento en los temores acerca de que el Gobierno tenga que rescatar a los gigantes hipotecarios Fannie Mae y Freddie Mac.

Los inversores temen que el colapso de Fannie y Freddie pueda representar mayores riesgos a un ya vapuleado sistema financiero, exacerbando potencialmente el desplome inmobiliario y la crisis de crédito.

Las acciones de ambas firmas cayeron a su nivel más bajo en cerca de dos décadas, perjudicadas en parte por un artículo del Wall Street Journal en el que señalaba que ejecutivos de Freddie se reunirían con funcionarios del Tesoro el miércoles. La publicación aumentó los rumores acerca de un inminente rescate.

En ese contexto, los inversores se refugiaron en la seguridad de la deuda gubernamental, favoreciendo el desempeño de las notas a 10 años, que subieron 14/32 en precio para un rendimiento de 3,79 por ciento.

En tanto, los papeles a dos años avanzaron 3/32 en precio para una renta de 2,25 por ciento. "Es fundamentalmente una búsqueda de calidad," dijo Lee Olver, estratega de SMH Capital en Houston.

De modo interesante, los diferenciales de deuda de Fannie y Freddie se redujeron durante el día.

Dicho indicio del interés de los inversores destacó las expectativas de un rescate, en el cual los analistas consideran que los tenedores de acciones serían excluidos, pero los tenedores de bonos seguirían ganando según su rendimiento.

"El mercado ve que dicha adquisición ilustra la garantía del Gobierno," dijo Olver.

Las rápidas ganancias en el mercado de bonos llega en una semana condimentada con negativos reportes sobre inflación. Los operadores parecen haber descartado las malas noticias en torno a las alzas de precios ante la idea de que la reciente baja en los precios del petróleo eventualmente se harían cargo del problema.

Ahora el mercado está atento a un pequeño indicador con grandes implicaciones: el dato de solicitudes de subsidio por desempleo, que será publicado el jueves. Durante los últimos meses, dicha cifra ha superado los 400.000, un umbral generalmente asociado con recesión.

Los operadores también estarán atentos a las declaraciones del presidente de la Reserva Federal, Ben Bernanke, quien pronunciará un discurso el viernes en Jackson Hole, Wyoming, acerca de la estabilidad financiera.

 

 

Reuters

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?