| 11/13/2008 12:00:00 AM

Bono EEUU a 30 años se desploma tras pobre demanda en subasta

NUEVA YORK- Los precios de los bonos del Tesoro estadounidense cayeron el jueves, liderados por una fuerte baja en los papeles a 30 años tras una deslucida demanda en una subasta de títulos a ese plazo que marcó el fin del programa de refinanciamiento trimestral del Tesoro de esta semana.

La caída en los bonos de corto plazo fue sacudida por la demanda de activos seguros al compás de las acciones, que en un primer momento cayeron por temores sobre la recesión en Estados Unidos y luego se recuperaron por una toma de ganancias.

Dado el tamaño de la reapertura de los bonos a 30 años, el mayor desde el 2006 cuando se reintrodujo el papel, la demanda fue baja.

Los bonos se vendieron a un rendimiento máximo del 4,31 por ciento y tuvieron un ratio de cobertura de ofertas, un indicador de la demanda, de 2,07.

En el mercado secundario, el bono a 30 años cayó 1-26/32 a un precio de 102-23/32 y se negoció con un rendimiento del 4,34 por ciento frente al 4,17 por ciento del miércoles.

El bono a dos años se cotizó con una baja de 3/32 en precio y su rendimiento fue de 1,23 por ciento, cerca de un mínimo en cuatro años.

En el inicio de la sesión del jueves, los títulos de la deuda pública se afirmaron brevemente desde niveles bajos cuando el Gobierno estadounidense informó que las nuevas solicitudes de subsidio por desempleo subieron a un máximo de siete años en la última semana.

"El informe sobre las solicitudes por desempleo es feo y es un indicio de que vendrán más malas noticias económicas", dijo Richard Schlanger, analista de Pioneer Investments USA en Boston.

El papel a 10 años cayó 23/32 en precio y arrojó un rendimiento del 3,82 por ciento.

Con los rendimientos de los bonos a dos años cerca de mínimos en cuatro años, ha aparecido cierta resistencia a retornos incluso aún más bajos, dijeron operadores.

Pero el débil panorama económico evitaría que los precios de los bonos sigan cayendo o que los rendimientos suban fuertemente.

Eso se debe a que los inversores aún están dispuestos a pagar un extra por la seguridad que ofrecen los bonos, especialmente cuando la inflación -que erosiona el valor de los activos de renta fija- está desacelerándose.

En otras operaciones, los bonos a cinco años cayeron 5/32 en precio y rindieron un 2,39 por ciento desde el 2,36 por ciento el miércoles. 

(Reuters)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?