| 7/15/2011 5:00:00 PM

Bolsa de Sao Paulo cierra una semana aciaga lastrada por los temores externos

El índice Ibovespa de la bolsa de Sao Paulo cerró este viernes con una caída del 0,34% y finalizó una semana de marcado tono negativo con un retroceso del 3,30%, afectada por la crisis de deuda en Europa y las dudas sobre el escenario económico internacional.

Sao Paulo - La aversión al riesgo fue el denominador común que se vivió durante la práctica totalidad de la semana en el selectivo brasileño, que cerró la sesión de hoy en 59.478 puntos.

El Ibovespa, que perdió 201 puntos respecto a la jornada de ayer, en la que cedió un 1,63%, no cotizaba en los 59.000 enteros desde mayo del año pasado.

En 508.457 operaciones, la plaza en su totalidad negoció 5.737 millones de reales (unos US$3.644 millones).

El selectivo paulista operó el viernes en sentido opuesto a la bolsa de Nueva York, que generalmente orienta el ánimo de los inversores en Brasil.

Las acciones preferenciales de la siderúrgica Gerdau se anotaron el retroceso más acusado de la jornada con una caída del 2,19%.

Mientras, los papeles ordinarios de la compañía cárnica JBS, con un alza del 2,96%, lideraron las subidas.

Los papeles preferenciales de la minera Vale, los más negociados de la sesión, se anotaron un alza del 0,17%.

Mientras, las acciones preferenciales del banco Itaú, las segundas más buscadas por lo inversores, cedieron un 0,31%.

Los títulos preferenciales de Petrobras, los terceros en negociación, repuntaron un 0,17%.

En el mercado de divisas, el real se depreció hoy un 0,12% frente al dólar, divisa que registró un valor promedio de cotización en la sesión de 1,573 reales para la compra y 1,574 para la venta en el tipo de cambio comercial.

En la semana, el real se contrajo un 0,70% respecto a la moneda estadounidense.



Efe

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?