| 8/8/2007 12:00:00 AM

Bolsa de Londres compra Borsa Italiana

En los últimos años la Bolsa de Londres rechazó una serie de ofertas formales e informales. La más importante fue la de Nasdaq.

Londres_ Los accionistas de la bolsa de Londres aprobaron el miércoles la adquisición de Borsa Italiana SpA por 1.630 millones de euros (2.190 millones de dólares).

La bolsa londinense, conocida como LSE (siglas en inglés de London Stock Exchange) parecía una perenne candidata a ser comprada, no a adquirir otros mercados de valores. En los últimos años, rechazó una serie de ofertas formales e informales. La más importante fue la de Nasdaq, el sistema de la bolsa de Nueva York que provee a los corredores de bolsa con un sistema de datos computarizados del precio de las acciones extrabursátiles.

La presidenta del directorio de LSE, Clara Furse es considerada el factor principal en el crecimiento de la bolsa londinense. A medida que Furse rechazó más ofertas de compra, el valor de las acciones de LSE ha ido aumentando.

Y eso volvió a ocurrir el miércoles, cuando la bolsa cerró con un alza de 2,7% (21,13 euros, 29,15 dólares).

Furse dijo el miércoles que la adquisición de Borsa Italiana acrecentará la posición competitiva de LSE nivel global.

Señaló que el acuerdo, "acelera nuestra visión compartida de convertirnos en el mercado de capitales del mundo".

Bolsas de valores en diferentes partes del mundo han participado en alianzas y fusiones en años recientes, a fin de compartir los enormes costos de implementar nuevas tecnologías y competir en el mercado global.

La bolsa de valores de Nueva York adquirió hace algunas semanas en 14.300 millones de dólares Euronext, operador de las bolsas de París, Amsterdam, Bruselas y Lisboa.

 

 

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?