| 6/29/2010 12:10:00 PM

Bolsa española sufre la tercera mayor caída del año (5,45%)

Comenzó hoy la jornada en negativo, ya que los mercados se mostraban preocupados sobre el vencimiento, el próximo jueves, del primer programa de financiación aprobado por el BCE el 24 de junio de 2009, por el que las entidades tomaron prestados 442.000 millones de euros.

Madrid.- El aumento de la prima de riesgo y las dudas sobre cómo las entidades devolverán los préstamos que le hizo hace un año el Banco Central Europeo (BCE) lastraron hoy al sector bancario y en consecuencia a la Bolsa española, que bajó un 5,45 por ciento, la tercera mayor caída del año.

Así, el índice de referencia de la bolsa española, el Ibex-35, bajó 528,10 puntos, equivalentes al 5,45 por ciento, hasta los 9.160,40 puntos, con lo que las pérdidas anuales aumentan al 23,28 por ciento. Esta desconfianza en el sector bancario llevó a los inversores a castigar a los bancos, entre ellos los españoles, que además eran de las entidades que más bajaron dentro del Índice Euro Stoxx-50. También se vio afectado la prima de riesgo, que en el caso del diferencial del bono español a diez años y el alemán, el de referencia en Europa, se situaba en 205 puntos básicos.

Los analistas explicaron hoy que la caída de la bolsa española se debía a varios factores que mermaron la confianza de los mercados sobre una sólida recuperación económica. Entre estos factores, destacaron el aumento del diferencial de la deuda pública española, que se produce dos días antes de que el Tesoro lleve a cabo una subasta de bonos a 5 años. Además, indicaron que existen dudas y desconfianza en el mercado sobre la forma en que se renovará el plan de financiación que lanzó en 2009 el BCE.

Tampoco ayudó a las principales plazas del Viejo Continente la apertura en negativo de la Bolsa de Nueva York, que marcó más la tendencia bajista de la apertura tras publicarse que la confianza de los consumidores en la economía de E.U. bajó en junio. No obstante, la confianza de los consumidores y empresarios permaneció estable tanto en la zona euro como en el conjunto de la UE en junio, mientras que España registró el incremento más significativo de la zona. Así, en Europa, con el euro a 1,21 dólares, el resto de mercados también registraron pérdidas de más del 3 por ciento.

En España, todos los grandes valores del Ibex bajaron: BBVA, el 7,24 por ciento; Santander, el 6,79 por ciento; Iberdrola, el 5,68 por ciento; Telefónica, el 5,12 por ciento, y Repsol YPF, el 4,04 por ciento.

Sacyr Vallehermoso fue la cotizada que más bajó, ya que cayó el 9,20 por ciento.

Le siguió Bankinter que se dejó el 8,07 por ciento; BBVA (7,24 por ciento), Telecinco, con el 6,92 por ciento; Santander (6,79 por ciento) y Banco Popular, con el 6,73 por ciento. Ninguna de las cotizadas del principal selectivo de la bolsa española registró ganancias, aunque Ebro Puleva, con una caída del 1,70 por ciento y Red Eléctrica de España, con el 1,87 por ciento, fueron las que menos bajaron. En el mercado continuo, Sacyr Vallehermoso (9,20 por ciento) y Renta Corporación, con el 8,87 por ciento fueron las que más bajaron, mientras que por el contrario, Montebalito fue la que más subió, el 6,46 por ciento.

La rentabilidad de la deuda española subió siete centésimas hasta el 4,602 por ciento, y el efectivo negociado en el mercado continuo superó los 3.800 millones de euros (4.600 millones de dólares), de los que algo más de 800 millones de euros (970 millones de dólares) procedieron de operaciones de inversores institucionales.

 

 

EFE

 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?