| 9/12/2007 12:00:00 AM

Bolivia rescindirá contrato de constructora brasileña

El presidente Evo Morales declaró el martes que no es la primera denuncia contra Queiroz y advirtió que su gobierno no permitirá que empresas extranjeras engañen al Estado.

La Paz.- El gobierno de Bolivia rescindirá el contrato con la constructora brasileña Queiroz Galvao por la "mala construcción" de una carretera en el sur de Bolivia, anunció el miércoles el ministro de Obras Públicas José Kinn.

"No se ha cumplido con las condiciones de calidad especificadas en el contrato", dijo el funcionario a periodistas.

Explicó que el gobierno autorizó a la estatal Administradora Boliviana de Carreteras (ABC) a cancelar el vínculo con la compañía y constituyó una comisión integrada por cinco ministerios para "hacer frente al proceso" contra la constructora.

"La empresa no mostró disposición de reparar por su cuenta y riesgo las fallas detectadas", explicó Kinn, pero admitió que si Queiroz asume los costos "se podría analizar la posibilidad" de que continúe.

Según el ministro, el asfaltado de la ruta de poco más de 400 kilómetros tiene "fisuras preocupantes por la mala calidad de los materiales" utilizados. La vía une ciudades del sur con Argentina y Paraguay.

Kinn declinó comentar sobre las posibles sanciones pero aseguró que el gobierno desembolsó hasta el momento 120 millones de dólares de los 180 millones previstos para el asfaltado de la ruta que comenzó a principios de 2004.

La empresa no se pronunció de inmediato sobre la decisión del gobierno, pero recientemente afirmó que la construcción de la ruta tiene un avance del 70%.

En mayo, un juez ordenó la anotación preventiva de los bienes de Queiroz Galvao, en un juicio por presunto daño económico a la región sureña de Tarija luego que un túnel se desplomó en enero a poco de levantado por aparentes fallas en su construcción.

 

 

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?