| 7/31/2009 12:00:00 AM

Bolivia reduce la proyección de inflación a 3 % para 2009

El Banco Central de Bolivia (BCB) redujo su proyección de inflación para el 2009 a un 3 % desde un 6 % previsto a principios de abril, dijo el viernes su presidente.

LA PAZ - En el 2008, el Indice de Precios al Consumidor (IPC) cerró con un alza del 11,85 %.

"(En el 2009) la inflación estará en torno al 3 % y probablemente el 2010 esta tasa podría estar entre el 4 ó 4,5 %", dijo el presidente del BCB, Gabriel Loza, a periodistas.

El IPC registró una variación positiva de 0,20 % en junio, sin embargo, durante los seis primeros meses del año registró una deflación acumulada de 0,62 %.

Asimismo, el funcionario aseguró que "el crecimiento del PIB (Producto Interno Bruto) continuará a tasas del 4 %".

En el 2008, el PIB de Bolivia, que mide la producción total de bienes y servicios dentro del país, creció UN 6,15 % impulsado por el crecimiento en más del 50 % de la actividad minera.

La CEPAL estima que el PIB de Bolivia crecerá un 2,5 % en el 2009; el FMI proyecta un 2,2 % y el Banco Mundial un 1,8 %.

Sin embargo, los tres organismos sitúan a la economía boliviana entre las tres de mayor crecimiento en la región.

De otro lado, Loza criticó el reciente informe de la calificadora de riesgos Moody's, que da una perspectiva negativa al sector bancario boliviano como consecuencia de la crisis global.

"Esas son adivinanzas. Nuestro sistema financiero es sólido, estable y robusto", dijo Loza.

"Deberían mejorar sus calificaciones para los países en desarrollo", agregó al saber que la calificación de fortaleza promedio ponderada de los bancos bolivianos está por debajo del promedio de la región.

Bolivia, uno de los países más pobres de la región, cuenta con la mayor reserva de litio del mundo y la segunda reserva de gas de Latinoamérica.

 

 



(Reuters)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?