| 4/18/2006 12:00:00 AM

Bolivia pide mejor precio a Brasil por gas

El ministro de Hidrocarburos, Andrés Soliz, advirtió el jueves que si Brasil no acepta mejorar los precios del gas que actualmente paga, Bolivia no incrementará los volúmenes del energético que vende al país vecino. En una respuesta a recientes declaraciones del presidente de Petrobras, José Sergio Gabrielli, Solíz señaló que "en tanto duren las negociaciones seguirá vigente el contrato que rige hasta el 2019". "Ellos (Brasil) quieren incrementar volúmenes, nosotros queremos mejores precios", enfatizó en una rueda de presa. Gabrielli aseguró en su país que "nadie sabe" qué significa la nacionalización de los recursos hidrocarburíferos bolivianos, anunciada por el presidente Evo Morales, y agregó que si hubiera "decisiones unilaterales, las posiciones se volverán también radicalizadas", según informes de prensa. El ministro respondió que la nacionalización que decretará el gobierno no significará la expulsión de las empresas ni la confiscación de sus bienes. "Si vamos a tener una relación larga (entre Bolivia y Brasil) es obvio que tienen que haber resultados equilibrados". De eso se trata, precisó. "Hay una extraordinaria amistad entre Evo Morales y (el presidente) Lula da Silva y nos da un buen pie para que las conversaciones se las hagan en un marco de serenidad, sin adjetivar y con el afán de buscar soluciones", agregó. De acuerdo con Soliz, Patrobras pretende ampliar sus exportaciones de gas de 30 millones de pies cúbicos diarios a 68 millones y aseguró que no será al precio actual que es de 3,23 dólares por millar de BTU (unidad térmica británica). Explicó que el futuro precio será negociado sobre la base de parámetros regionales e internacionales, tomando en cuenta el precio que Venezuela cobraría si se concretara un gigante gasoducto hasta Brasil, que sería de 5 dólares por millar de BTU, y el precio de entre 7 y 9 dólares que piensa pagar Chile si importa el hidrocarburo de otros continentes. "Si tomamos otros referentes internacionales estamos hablando de un precio referencial de 10 dólares" el millar de BTU, aseguró. Reconoció que las negociaciones con Petrobras no ingresaron a ese terreno porque Bolivia planteó resolver previamente "asuntos pendientes del pasado". El gigante brasileño quiere recoger el gas que no se llevó en años anteriores a precios del pasado, mientras el gobierno boliviano exige que sean a los actuales. La discrepancia implica un monto de entre 450 y 497 millones de dólares. "Los amigos de Petrobras deben tomar en cuenta los extraordinarios beneficios que recibió Brasil en los últimos años en sus negociaciones con Bolivia. Grandes megacampos le fueron transferidos con reglas beneficiosas", dijo. Brasil y Argentina son los únicos mercados del gas de Bolivia que posee las segunda reservas de Sudamérica después de Venezuela. Petrobras, la hispano argentina Repsol YPF, las británicas British Gas y British Petroleum y la francesa Total son las principales compañías que operan en este país.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?