| 12/1/2005 12:00:00 AM

Bolivia perderá preferencias para su segundo rubro exportador

Las oleaginosas constituyen el segundo rubro de exportaciones con ventas anuales superiores a los 450 millones de dólares. Genera 100.000 empleos y el auge de esa producción ha sido el puntal para el desarrollo de Santa Cruz, la región más próspera de Bolivia.

Bolivia perderá las preferencias arancelarias de la Comunidad Andina de Naciones (CAN), que le permitieron a su producción de soya convertirse en el segundo rubro de exportaciones, debido a la decisión de sus socios andinos de liberalizar su comercio con Estados Unidos.

"Los países (andinos) han decidido que el esquema de preferencias arancelarias vayan desapareciendo en el plazo que tome la implementación de los acuerdos de libre comercio con terceros", informó el secretario general de la CAN, Alan Wagner.

El funcionario peruano se entrevistó el jueves en la noche con el presidente Eduardo Rodríguez quien le manifestó su "preocupación" por el asunto y además le informó de las gestiones que realiza su gobierno con los socios de la subregión.

La opción de Bolivia para mantener por un tiempo más esas preferencias dependerá de "en qué canasta se coloca a la soya y sus derivados. En la canasta de apertura inmediata, que es de cinco años o la de 15 años", que es lo que actualmente están negociando Perú, Ecuador y Colombia con Estados Unidos en el marco del Tratado de Libre Comercio (TLC).

"Hay que asumir con realismo que en un plazo determinado los países han decidido tener un escenario de libre comercio con sus principales socios", dijo Wagner.

La semana pasada la Asociación Nacional de Productores de Oleaginosas (ANAPO) se declaró en emergencia por la eventual pérdida de mercados y solicitó al gobierno emprender gestiones con los países de la CAN.

Estados Unidos, que es uno de los mayores productores mundiales de oleaginosas, ha pedido una cuota de mercado para su producción a Ecuador, Perú y Colombia.

Venezuela, que no participa en las negociaciones del TLC también restringió sus compras de soya boliviana y sus derivados. Bolivia tampoco participa en esas negociaciones y ha quedado como observador.

Las oleaginosas constituyen el segundo rubro de exportaciones con ventas anuales superiores a los 450 millones de dólares. Genera 100.000 empleos y el auge de esa producción ha sido el puntal para el desarrollo de Santa Cruz, la región más próspera de Bolivia.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?