| 10/27/2006 12:00:00 AM

Bolivia optimista con contratos por nacionalización

El gobierno del presidente Evo Morales dijo que sus funcionarios están "optimistas" respecto de la posibilidad de cerrar contratos antes del plazo final el sábado con las empresas petroleras, que deben adecuar sus operaciones a la nacionalización de los hidrocarburos.

La Paz
 
El ministro de Hacienda, Héctor Arce, señaló que en el gobierno "estamos optimistas con lo que pueda ocurrir con los contratos con las petroleras", aunque no quiso adelantar informes sobre con cuáles de las 10 transnacionales con las que el Ejecutivo negocia es inminente la firma y con qué otras debe continuar en tratativas.

El departamento de prensa del Ministerio de Hidrocarburos informó a la AP que para la noche del viernes se ha fijado una ceremonia, que podría estar relacionada con la firma de algunos contratos.

Al respecto, Arce dijo a la prensa que "estamos optimistas y esperanzados en que podamos dar una noticia de esa manera al país", indicó. Ante la consulta de si se había llegado a un buen acuerdo, el ministro respondió: "Podría ser".

A su vez, el presidente de la empresa estatal Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos, Juan Carlos Ortiz, dijo a periodistas que las conversaciones van por buen camino.

"...No hay conflicto con ninguna de las empresas, con todas estamos trabajando y en un espíritu muy constructivo y proactivo", dijo el funcionario al salir de una reunión con ejecutivos de las transnacionales, algunos de ellos llegados desde el exterior.

Por su lado, el viceministro de Coordinación de la Presidencia, Alfredo Rada, señaló que no hay motivos para considerar la ampliación del plazo para la firma de contratos.

"Ya hemos dicho eso, no se va a extender, la única posibilidad de que se extendiera es debido a factores excepcionales, que en este momento no se ven", dijo Rada.

Consultado sobre si el diálogo avanza con la empresa brasileña Petrobras, la mayor inversora en Bolivia, Rada indicó que las tratativas "no solamente con la empresa brasileña, sino con todas las empresas, están marchando bien".

En Brasilia, el canciller Celso Amorím expresó el viernes su confianza en que llegarán a buen términos las negociaciones con Bolivia. "Lo importante es asegurar tanto las garantías jurídicas (en las que operan las empresas) como la viabilidad económica", dijo el canciller al servicio de noticias GloboOnline.

"No habrá imposiciones unilaterales... lo importante es que las condiciones sean adecuadas, que conviertan la inversión en algo viable, que no haya, como dijimos muchas veces, confiscación".

En las negociaciones "siento que hay una actitud más pragmática, una búsqueda de soluciones, quiero decir, discutir cuestiones técnicas, propuestas y menos retórica. Entonces, siento que eso es un progreso", aseguró el canciller.

El "decreto de nacionalización" de mayo dio 180 días a las empresas para adecuar sus contratos a esos términos. Por él, varias petroleras deben vender o ceder parte de sus acciones en filiales en Bolivia para que YPFB asuma el 50% más uno en esas sociedades, pagar mayores tributos al estado y, todas, entregar su producción al estado.

Según YPFB, en Bolivia operan 21 compañías petroleras, pero sólo 10 deben adecuar sus contratos.

El decreto, uno de los ejes del gobierno de Morales, señala también que las empresas que no firmen nuevos contratos hasta la medianoche del sábado deberán abandonar Bolivia.

Sin embargo, Ortiz dejó entrever que no será necesario llegar a ese extremo.

En tanto, Rada agregó que la base de las negociaciones no es solamente el decreto, sino la Ley de Hidrocarburos de mayo de 2005, que da a YPFB la tutela de toda la cadena productiva de petróleo y gas, energético del que Bolivia tiene las segundas reservas de Sudamérica, detrás de Venezuela.

Algunas versiones de prensa indican también que con Petrobras se firmaría un acuerdo marco, cuyos detalles serían definidos en las siguientes semanas.
 
FUENTE: AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?