| 5/13/2007 12:00:00 AM

Bolivia insta a italiana Telecom a reanudar negociaciones

El gobierno del presidente Evo Morales se ha propuesto volver a estatizar esa empresa privatizada parcialmente en 1996.

La Paz.- El gobierno instó el viernes a la telefónica italiana Euro Telecom a dejar el carteo y reanudar las negociaciones para concretar la transferencia de la filial que esa empresa posee en Bolivia.

En declaraciones a los periodistas, el vicepresidente Alvaro García dijo que "la actitud negligente e irresponsable" de los ejecutivos de Telecom llevó las negociaciones al "estancamiento".

"Los convocamos a que vengan acá. No vamos a resolver los problemas enviando cartitas. Vamos a resolverlos mirándonos a los ojos y analizando documentos", dijo.

Se refirió a la última comunicación en la que la italiana pidió el jueves auditores independientes internacionales para verificar sus inversiones en la Empresa Nacional de Telecomunicaciones (Entel) en la que posee el 50% del paquete y la administración.

Euro Telecom también ha pedido que las negociaciones se realicen en Brasil o Estados Unidos por "falta de garantías" en Bolivia, pero el gobierno ha rechazado esa propuesta.

Las autoridades aseguran que la multinacional no invirtió los 610 millones de dólares comprometidos y que sólo aportó 466 millones; otros 144 se habían destinado a capacitación que el Ejecutivo no reconoce como inversión. Telecom insiste en que incluso invirtió 720 millones de dólares, 110 más que lo comprometido.

El gobierno también acusa a la compañía italiana de evadir impuestos por 25 millones de dólares.

Desde Italia, la compañía dijo a fines de abril que no descarta la posibilidad de proceder a un arbitraje internacional por los activos que posee en Bolivia, cuyas utilidades alcanzaron 26 millones de dólares en el 2006.

 

 

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?