| 1/25/2007 12:00:00 AM

Bolivia espera informe de Brasil sobre hidroeléctricas

El gobierno brasileño publicó esta semana su decisión de aprovechar sus aguas para construir dos represas en su territorio y que no consultaría con Bolivia por esa razón.

La Paz.- El gobierno boliviano informó el jueves que pedirá más informes al de Brasil sobre la viabilidad del aprovechamiento del río Madera que comparten las dos naciones, para la construcción de hidroeléctricas, cuando ambas partes se reúnan a finales de mes.


"El 31 de enero tenemos una cita con los brasileños en Río de Janeiro y vamos a llevar la misma posición, sobre el aprovechamiento, sobre la parte binacional del río Madera. Hay que hacer los estudios correspondientes... si es viable el proyecto hay que meterle con todo", dijo el ministro de Obras Públicas, Jerges Mercado.

Bolivia sostiene que Brasil debe aclarar si el proyecto no implica daños medioambientales, como insiste en denunciar la organización no gubernamental Foro Boliviano sobre Medio Ambiente y Desarrollo (Fobomade), que dice representar a los pueblos indígenas nacionales asentados en la zona afectada, en el oriente de este país.

"Si no es viable, sea desde el punto de vista ecológico, financiero, desde todos los puntos, no lo hacemos; pero si es viable, hay que meterle", indicó Mercado. Fobomade, "una organización que articula organizaciones sociales, ambientalistas, instituciones académicas y personas que trabajan en sus comunidades" --según su presentación", sostiene que el proyecto ocasionará la inundación de tierras en Bolivia.

El vicecanciller David Choquehuanca expresó esa misma preocupación al gobierno brasileño señalando que la información con la que cuenta el ejecutivo boliviano es que las inundaciones son muy probables. Pero el ministro de Minas y Energía de Brasil, Silas Rondeau, señaló el lunes que se tomarán las previsiones para que no se registren desbordes, al indicar que "no cabe un acuerdo con Bolivia sobre eso, desde el momento en que esas dos plantas están integralmente dentro de territorio nacional" brasileño.

Según el plan brasileño, las dos plantas tendrán una capacidad conjunta de 6.400 megavatios, su proceso de licitación comenzará en el primer semestre de este año y las inversiones previstas para ambas son de entre 12.000 millones de reales a 18.000 millones de reales (5.600 millones de dólares a 8.400 millones de dólares).

 

 

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?