| 4/5/2011 3:20:00 PM

Bolivia cayó del segundo al sexto lugar de Suramérica en reservas de gas

Bolivia cayó del segundo al sexto lugar en reservas probadas de gas natural en Suramérica, mientras Perú pasó a ocupar aquel puesto, detrás de Venezuela, según un informe difundido hoy por la Cámara Boliviana de Hidrocarburos (CBH).

La Paz - La Cámara indica que Venezuela tiene 200 billones de pies cúbicos de gas (TCF en el sistema anglosajón), Perú 16 billones gracias a nuevos descubrimientos, Trinidad y Tobago 15,3, Argentina 13,2, Brasil 13, Bolivia 10,5 y Colombia 4,4.

Es la primera vez que la CBH, que asocia a las petroleras que operan en Bolivia, se hace eco de informaciones extraoficiales sobre la caída de las reservas de gas, que el Gobierno del presidente Evo Morales insiste en mantener en secreto.

Según otras fuentes extraoficiales que el Ejecutivo no ha desmentido, el informe que se mantiene secreto, elaborado por la firma estadounidense Ryder Scott, establece una baja hasta 8,3 billones de pies cúbicos, la tercera parte de lo que Bolivia creía tener.

La empresa estatal Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (Ypfb), que controla el sector nacionalizado en 2006 por Morales, ha pedido a Ryder Scott corregir ese informe antes de su presentación pública.

En 2005, la D'Golyer & MacNaugthon estableció que Bolivia tenía 26,7 billones de pies cúbicos de reservas probadas y ocupaba el segundo lugar en Suramérica, detrás de Venezuela.

Ypfb ha señalado oficialmente que esa cifra estuvo inflada con el fin de beneficiar a las petroleras.

Las petroleras han llamado la atención sobre la falta de garantías jurídicas y la incertidumbre en Bolivia para hacer inversiones que permitan asegurar las ventas de gas a los principales clientes, Brasil y Argentina, y abastecer al mercado interno.

 

(Efe)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?