| 3/27/2011 5:25:00 PM

Bolivia y Brasil firmarán mañana acuerdo antidroga que incluye a EE.UU.

Los Gobiernos de Bolivia y Brasil firmarán mañana un acuerdo antidroga que incluye la participación de Estados Unidos en un plan trilateral para controlar la producción boliviana de la hoja de la coca, base de la fabricación de cocaína.

La Paz - El ministro de Justicia de Brasil, José Eduardo Cardozo, y su colega boliviano de Gobierno (Interior), Sacha Llorenti, suscribirán el convenio en la Cancillería, informó hoy el Ejecutivo.

El martes, Cardozo y Llorenti visitarán y sobrevolarán la zona del Chapare, el feudo sindical del presidente Evo Morales y una de las mayores zonas productoras de coca, situada en el centro del país, para observar la destrucción de plantaciones ilegales.

El ministro brasileño de Exteriores, Antonio Patriota, que visitó Bolivia el viernes y sábado para adelantar la discusión sobre el narcotráfico, explicó que la cooperación trilateral permitirá un seguimiento por satélite de las plantaciones de coca, según una entrevista publicada hoy por el diario Página Siete.

También opinó que hay una disminución del rol de EE.UU. en la lucha antidroga en la región, al tiempo que el papel de Brasil crece porque tiene las mayores fronteras de Suramérica y debe involucrar a más socios en esa tarea.

Durante su visita, Patriota también dijo que su país aumentará la cooperación en esta área para que el narcotráfico no asuma en la región las proporciones que alcanzó en México y Centroamérica.

La inclusión de Estados Unidos en el convenio trilateral que firmarán mañana Brasil y Bolivia ha sorprendido tras los constantes ataques de Morales a Washington y, en particular, a su política antidroga.

Dirigentes del partido oficialista han defendido que la inclusión de EE.UU. no es contradictoria con la posición de Morales, porque enfrentar al narcotráfico no puede ser solo un asunto de Bolivia sino que requiere de una responsabilidad compartida.

El acuerdo tendrá como "observador" a la Oficina de la ONU contra la Droga y el Delito (Unodc), otro blanco de ataques de Morales.

El Gobierno de Morales, que aún es jefe de los sindicatos de cocaleros del Chapare, sostiene que cumplió con las metas legales de destrucción de la hoja por encima de las 5.000 hectáreas que exige la ley antidroga boliviana y en 2010 rebasó las 8.000 hectáreas.

Sin embargo, un informe difundido este mes por la Junta Internacional de Fiscalización de Estupefacientes (JIFE), organismo de la ONU, señaló que la superficie de arbusto de coca en 2009 ascendió a 30.900 hectáreas y la cosecha potencial de esa hoja se elevó hasta las 40.200 toneladas, la cantidad más alta producida en el país desde 1998.

La JIFE criticó a Bolivia por no aplicar plenamente los acuerdos internacionales sobre drogas y le ha exhortado a adoptar medidas "eficaces" para eliminar el cultivo ilícito de hoja de coca.

Morales ha replicado que sospecha que Estados Unidos y la JIFE tienen una estrategia coordinada para vincular a su Gobierno con el narcotráfico, a raíz de la captura en febrero pasado en Panamá de el general René Sanabria, quien fue su jefe antidrogas.

Sanabria, que fue la máxima autoridad policial antidroga de Bolivia entre 2007 y 2009, ahora es juzgado en Miami por haber enviado el año pasado 144 kilos de cocaína a Estados Unidos.

 

EFE

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?