| 7/4/2006 12:00:00 AM

Bolivia y Argentina inician negociaciones energéticas

Representantes de las petroleras estatales de Bolivia y Argentina iniciaron el martes negociaciones para elaborar un contrato de venta de gas boliviano al país vecino y evaluar otros proyectos energéticos conjuntos.

Los presidentes Evo Morales, de Bolivia, y Néstor Kirchner, de Argentina, sentaron las bases del futuro convenio el pasado 29 de junio en Buenos Aires. A la comisión corresponderá concretarlo, informó el martes el presidente de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB), Jorge Alvarado.

 

Morales y Kirchner acordaron elevar el precio del gas que vende Bolivia a Argentina de 3,4 a 5 dólares por millón de unidades térmicas británicas (BTU), lo que regirá desde el 15 de julio hasta fin de año.

 

"La delegación argentina viene a discutir el contrato, pero estas reuniones técnicas continuarán para analizar otros proyectos, como la (instalación) planta de separación de líquidos del gas y el gasoducto del noreste", dijo Alvarado.

 

YPFB y la Empresa Energía Argentina S.A. (Enarsa) estudiarán acciones conjuntas "en el área de exploración de nuevos campos". Rubén Etcheverry y Héctor Nordio son los negociadores de ese país.

 

Bolivia exporta 7,7 millones de metros cúbicos diarios a su vecino con base en un contrato temporal que vence a fin de año. La posibilidad de elevar el volumen de exportación pasa por aumentar la capacidad del actual gasoducto.

 

Asimismo la comisión estudiará las fórmulas para fijar el precio del gas a partir del próximo año.

  Alvarado dijo el tope de 5 dólares por millón de BTU será el precio de referencia para el precio de exportación del gas boliviano.  
Brasil y Argentina son los únicos mercados del energético, pero el gobierno todavía no ha logrado persuadir a Brasil a mejorar el precio que está alrededor de 4 dólares por millón de BTU.


¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?