| 11/7/2007 12:00:00 AM

Bogotanos deben colaborar con aseo público: Superservicios

La entidad hizo un llamado especial para que los bogotanos tomen conciencia de la necesidad de manejar adecuadamente las basuras y evitar así que estas lleguen y se acumulen en el sistema de alcantarillado, el cual se ha obstruido por la acumulación de residuos sólidos en alcantarillas, lo cual contribuye a las inundaciones en varios sectores de la capital.

Bogotá.- Poco a poco los bogotanos están entendiendo que el aseo permanente de sus calles y barrios depende en gran medida de su compromiso, sin embargo por la indisciplina y ausencia de cultura cívica que persisten, la capital no logra los niveles de aseo que requiere. Esta es la principal conclusión del seguimiento a las “Estrategias conjuntas para mitigar impactos negativos en el servicio de aseo en Bogotá”, firmado por la Superservicios con las empresas prestadoras de la capital el pasado 18 de julio de 2007.

De acuerdo con las visitas realizadas por técnicos de la Superservicios entre agosto y septiembre del presente año a todas las zonas de la ciudad cubiertas por las empresas Aseo Capital, Atesa, Lime y Ciudad Limpia, los recicladores y los vendedores ambulantes, además de invadir el espacio público, arrojan sin respeto alguno en aceras, vías públicas y separadores las basuras que producen. Esta es una de las principales causas que dificultan el mantenimiento del aseo en varios sectores de la ciudad.

En algunas zonas industriales y comerciales también persiste la falta de espíritu cívico y colaboración ciudadana, donde es frecuente que estos usuarios arrojen las basuras en los separadores de las vías, con el fin de no someterse a los horarios de recolección establecidos. En varias de estas zonas los prestadores adelantan barridos y recolección todos los días, pero la falta de cultura ciudadana dificulta mantener la limpieza por más de tres horas.

Otro de los problemas que persiste en los comercios, es el irrespeto a los horarios establecidos. Los comerciantes sacan las basuras a las calles los fines de semana o en los días y horas no previstos para su recolección.

Existen también sectores industriales y centros comerciales donde no se cuenta con cuartos de almacenamiento o facilidades de acceso para los camiones recolectores y los comerciantes deciden disponer las basuras en los andenes cercanos. La disposición indiscriminada de escombros y la existencia de lotes baldíos convertidos en botaderos a cielo abierto son causas que dificultan el aseo de la ciudad. El gobierno distrital y la policía trabajan de manera especial para invitar y convencer a los dueños de estos lotes para que procedan a su cerramiento y a los usuarios para que depositen en bolsas especiales los escombros para que sean recogidos oportunamente.

De acuerdo con el informe de la Superservicios, los operadores han reforzado las frecuencias de barrido de calles y recolección de residuos en aquellos lugares que lo requieren; han aunado esfuerzos con las alcaldías locales, la policía comunitaria y ecológica y mantienen contacto directo con los usuarios a través de visitas personalizadas, jornadas informativas, calcomanías y charlas en centros sociales.

La participación del gobierno distrital y la policía comunitaria con charlas sobre los horarios de recolección, la adecuada disposición de residuos, campañas puerta a puerta y la imposición de comparendos a los ciudadanos que se empeñan en arrojar basuras, ha contribuido a la permanencia de zonas limpias.

La Superservicios realizará nuevas visitas e informe durante el mes de noviembre. Es necesario entender que la ciudad está muy deteriorada por la presencia masiva de basuras y desperdicios en las calles.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?