| 9/15/2010 9:00:00 AM

Boeing aguarda veredicto OMC sobre el apoyo de EU

Boeing aguardaba el miércoles una resolución de la Organización Mundial de Comercio sobre la legalidad del apoyo del Gobierno estadounidense para sus operaciones, lo que podría encender la disputa de los fabricantes de aviones de ambos lados del Atlántico.

Ginebra.- En un comunicado presentado antes de la circulación del veredicto confidencial, Boeing apuntó a un fallo de junio de la OMC en una disputa paralela contra la Unión Europea que resolvió que parte de la "ayuda de lanzamiento" que recibió su rival Airbus de Bruselas violaba las leyes del Comercio.

"Esperamos escuchar cómo la OMC falla en la decisión preliminar de hoy sobre las prácticas estadounidenses, ninguna de las cuales tiene el impacto de distorsionar el mercado de ayuda lanzada ni inclusive tampoco la escala absoluta de las prácticas subsidiarias europeas", dijo Boeing.

Aunque los dos casos están siendo arbitrados por separado en la OMC, son parte de un batalla de represalias que enfrenta a Bruselas contra Washington de parte de sus respectivas manufactureras de aviones.

Funcionarios de ambos lados del Atlántico consideran que lo que dictamine la OMC sobre Boeing dará una imagen completa sobre qué tipo de apoyo gubernamental es aceptable en el sector. Muchos esperan que ambos lados negocien un nuevo acuerdo para resolver su disputa.

Washington tiene una ligera ventaja táctica porque estaría en posición de imponer represalias comerciales antes que Bruselas si la victoria estadounidense contra los subsidios de Airbus es confirmada en la apelación.

No se espera que el reporte completo del panel de la OMC sobre Boeing que será distribuido a funcionarios estadounidenses y los de la Unión Europea del miércoles sea público hasta varios meses, quizás no hasta mediados del 2011.

REUTERS

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?