| 9/12/2009 12:00:00 AM

B.M. y la Cepal coinciden en recomendaciones para el sector minero

Cifras entregadas por diferentes organizaciones revelan que en Colombia se han perdido 7.000 puestos de trabajo del sector minero y en América Latina, 40.000.

Por las características del sector y el comportamiento coyuntural de la minería a nivel nacional e internacional, es el momento para comprar proyectos en el sector minero”, dijo en Medellín Eduardo Chaparro Ávila, de la oficina de asuntos económicos de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe, Cepal,, durante el Congreso Colombiano de Minería, componente académico de la V Feria Internacional Minera 2009 que finaliza hoy en la capital de Antioquia.

El Congreso, organizado por la Universidad Nacional, reúne personalidades nacionales e internacionales conocedoras del sector, quienes han hecho un completo análisis de los avances científicos, tecnológicos, de negocios y soluciones importantes para el desarrollo de la minería colombiana, convirtiéndolo en un importante espacio de estudio y búsqueda de alternativas para la industria extractiva en el país.

Al presentar las recomendaciones de la Cepal para los mineros, Eduardo Chaparro Ávila manifestó que este es uno de los momentos propicios para comprar proyectos baratos y además hay países interesados en comprarlos, agregó que América sigue siendo un continente neto de recursos naturales de extracción.

Precisó que las tendencias muestran que el sector se encuentra en un proceso de recuperación, no muy acentuada pero si constante. Los precios han repuntado y el dinamismo registrado permite generar esperanzas en el mediano y largo plazo para que la situación mejore especialmente en generación de empleo y tributación, pues de acuerdo a cifras recientes entregados por distintas organizaciones, en Colombia se han perdido unos siete mil empleos y en América Latina son más de 40 mil los puestos de trabajo perdidos.

Por su parte, Paulo de Sa, Gerente de la División de Minería, Petróleo y Gas del Banco Mundial dijo que la recuperación fue más rápida de lo que se esperaba en el mundo. “La demanda de los metales ha continuado fuerte gracias a la demanda de países como China e India.

Los países del denominado Bric Brasil, Rusia, India, China, aportaron cerca del 80% al crecimiento minero y se considera que las empresas de los países Bric serán próximamente las principales inversionistas para ejercer los programas mínimos de responsabilidad social de estos gobiernos”.

Retos en el sector minero

En concepto de Eduardo Chaparro Ávila las empresas del sector minero tienen diversos retos específicos como son los relacionados con ciencia y tecnología, educación, medio ambiente, tributación, educación ciudadana y condiciones claras de juego para que haya equidad en la distribución de las rentas.

Resaltó que la industria extractiva afronta dificultades financieras pues algunas entidades bancarias y financieras se resisten a financiar proyectos que no sean viables en términos sociales o ambientales. Estas circunstancias provocan resistencia al desarrollo de proyectos.

Banco Mundial presenta recomendaciones para el sector minero

El Banco Mundial sugiere invitar a los inversionistas para que adelanten programas de responsabilidad social y desarrollo en las regiones objeto de su inversión, especialmente aquellas ubicadas en los países tercermundistas, fortalecer la capacidad de los gobiernos para recolectar impuestos y buscar contratos mineros más justos.

Paulo de Sa, gerente de la división de minería, petróleo y gas del Banco Mundial se refirió a las sugerencias presentadas por el Banco con el fin de contribuir a la dinamización del sector minero, en la coyuntura económica actual.

Para el experto es necesario que exista transparencia en el monto de los recursos que reciben los países por concepto de pago de impuestos de los inversionistas mineros especialmente en los países tercermundistas.

Las comunidades ubicadas en los lugares donde se adelantan proyectos de exploración y explotación tienen la sensación de que no reciben suficientes recursos por motivo de regalías, explicó.

Pese al aumento de los ingresos fiscales generados por la actividad minera, muchos gobiernos aún creen que las ganancias no se distribuyeron en forma equitativa durante el período de precios altos de los metales.

De acuerdo con el conferencista, los niveles de recaudación de impuestos y regalías de Colombia están entre los más bajos de América Latina y el Caribe.

El Banco Mundial creó un servicio de asistencia técnica con el objetivo de apoyar a los gobiernos en las negociaciones con los inversionistas especialmente las multinacionales. Estudios realizados dan cuenta que gran parte de los gobiernos no saben negociar los proyectos de inversión minera con las multinacionales y la idea es buscar contratos mucho más justos.

De acuerdo con el experto, las empresas del grupo BRIC, Brasil, India y China están invirtiendo cada vez más en industrias extractivas en el exterior y modificando el modelo de inversiones tradicional.

La crisis financiera ha generado nuevas oportunidades de inversión de bajo costo en Australia y Canadá y redujo transitoriamente los flujos de inversión de los países del grupo BRIC a África y América Latina.

Para gestionar con eficacia los recursos de las industrias extractivas, es necesario prestar atención a toda la cadena: la adjudicación de contratos y licencias, la regulación y monitoreo de operaciones, la recaudación de ingresos producidos por actividades de extracción, la mejora de las decisiones de gestión económica y el gasto eficiente de los recursos para el crecimiento sostenible y la reducción de la pobreza.

Puntualizó que es necesario evitar el conflicto en torno a las áreas mineras para avanzar en el éxito de los proyectos.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?