| 2/28/2011 1:00:00 PM

Blackstone compra centros comerciales en EEUU por US$9.400 millones

Blackstone, la mayor firma de inversión del mundo, llegó a un acuerdo para comprar la cartera de centros comerciales del grupo australiano Centro Properties en Estados Unidos por US$9.400 millones, confirmaron hoy a Efe fuentes cercanas a la operación.

Nueva York - Se trata de la compra de 588 centros comerciales repartidos en 39 de los 50 estados del país, que Blackstone adquirirá por el valor de mercado que tenían a 31 de diciembre de 2010, gracias a un acuerdo que será anunciado en las próximas horas, según las mismas fuentes.

La operación, por la que Blackstone se enfrentó a otros fondos de inversión, supone la mayor adquisición realizada por el grupo desde 2007 -cuando se hizo con Hilton Worlwide-, lo que demuestra su apuesta por el mercado estadounidense y sobre todo por el sector inmobiliario, uno de los más afectados por la crisis económica.

El grupo australiano Centro tiene propiedades por valor de 16.500 millones de dólares australianos en Australia, Nueva Zelanda y Estados Unidos, país donde controla 588 centros comerciales, entre grandes superficies y puntos comerciales más reducidos, pero en los últimos tiempos se ha visto afectado por las pérdidas acumuladas por esos negocios.

Centro pidió hoy a Australian Securities Exchange (ASX), la empresa operadora de la Bolsa de Sídney, que interrumpiera la cotización de sus acciones en ese parqué, según muestra una carta publicada en la web de esa entidad australiana.

Debido a las dificultades económicas que atraviesa -sus cuentas detallan una deuda de 16.000 millones de dólares australianos-, Centro busca con la venta de sus activos estadounidenses obtener fondos con los que continuar con sus operaciones en Australia como una firma independiente.

 

(Efe)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?