| 4/28/2009 12:00:00 AM

Biomax aumentará presencia en Colombia durante el 2009

Bogotá.- Biomax, empresa colombiana mayorista de combustible creada en el 2005, estima una inversión cercana a los $18.000 millones, distribuidos de la siguiente manera por región: Bogotá 15%, Cundinamarca 10%, Valle 15%, Cauca y Nariño 10%, Eje cafetero 15%, Tolima, Huila y Caquetá 15%, Boyacá 10% y Llanos orientales un 10%.

El interés por las regiones surge de las estrategias de crecimiento de Biomax, apuntar a las zonas rurales de estos departamentos garantizará el movimiento y el progreso de muchos municipios que han sido olvidados por las grandes multinacionales de este sector. Para Ramiro Sánchez, Gerente General de Biomax “actualmente existe un plan de expansión que ya empezamos a cumplir desde al año 2008 entrando a zonas como Tolima, Huila y Caquetá, en 2009 entraremos a Nariño y en un mediano plazo estaremos en Santanderes, Antioquia y por último en la Costa Atlántica”

Biomax estima tener un crecimiento para el 2009 en galones del 48%: traducido en Bogotá y Cundinamarca 28%, en Meta, Casanare y Guaviare el 12%, Boyacá el 24%, en Tolima, Caquetá y Huila el 233%, en el Valle un 27%, en Cauca y Nariño el 38% y en el eje cafetero el 63%.

Según Sánchez, “es posible que la crisis afecte, pero la mejor forma de prepararnos es confiando en nuestra gente, nuestros aliados y haciendo un trabajo en equipo con nuestros clientes para hacerle frente a esta situación. En Biomax no pensamos en crisis, pues las cifras de crecimiento en galones y en número de estaciones de servicio así como la generación de empleo lo demuestran”.

En el 2008 Biomax generó 114 empleos directos y 1.157 indirectos, cifras que para el 2009 según la meta de crecimiento cerrarán con un incremento del 35% en empleos directos y en 60% en empleos indirectos.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?