| 2/1/2006 12:00:00 AM

BID presenta propuesta para condonar deuda a paises pobres

La propuesta -liderada por Estados Unidos- cubre la deuda acumulada por Bolivia, Nicaragua, Guyana, Honduras y Haití.

El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) presentó una propuesta formal a sus países miembros para cancelar cerca de US$3.500 millones de deuda que cinco de las naciones más pobres de Latinoamérica mantienen con el organismo, dijeron altos funcionarios.

Los funcionarios dijeron que la propuesta -liderada por Estados Unidos- cubre la deuda acumulada por Bolivia, Nicaragua, Guyana, Honduras y Haití al Fondo para Operaciones Especiales del BID, una división del organismo que presta dinero a sus integrantes más pobres.

La propuesta seguiría a un acuerdo anunciado con pompa el año pasado por el G8, formado por los siete países desarrollados líderes más Rusia, consistente en cancelar las deudas de las naciones más pobres del mundo con el Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional.

El acuerdo del G8 cubre principalmente a las naciones africanas, pero también a Bolivia, Nicaragua, Honduras y Guyana.

El BID es el mayor prestamista para el desarrollo en América Latina y el Caribe, al desembolsar unos US$6.000 millones en financiamiento por año para la región, principalmente en gasto social e infraestructura destinado a reducir la pobreza.

Brasil, Argentina y México son los países que reciben la mayor cantidad de los recursos.

Fuentes del banco dijo que una de las mayores decisiones para los países donantes del BID será cómo mantener el Fondo para Operaciones Especiales sin minar su capacidad de préstamo.

EL Fondo para Operaciones Especiales tiene US$9.800 millones en contribuciones de todos los países integrantes del BID.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?