| 8/31/2012 5:00:00 PM

BID concede US$237 millones para reforma fiscal en Guatemala

El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) anunció hoy un préstamo de 237 millones de dólares para un programa de reforma de la gestión y sostenibilidad fiscal en Guatemala.

Washington -  El programa tiene como objetivo incrementar los ingresos fiscales, fortalecer la administración tributaria y los mecanismos de control del endeudamiento nacional y municipal.

Con el préstamo se impulsará la puesta en práctica de reformas como la Ley de Actualización Tributaria, que incluye una nueva ley del Impuesto sobre la Renta (ISR) y la Ley Anti-evasión II, aprobadas a inicios de 2012.

Según la nota de prensa del BID, las finanzas públicas de Guatemala se caracterizan por un bajo nivel de ingresos impositivos, de alrededor de 10 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB).

Por ello, se espera que tras las reforma del sistema fiscal se aumente la recaudación en al menos 1 por ciento del PIB, por medio del fortalecimiento del impuesto sobre la renta y el combate a la evasión y contrabando.

De este modo, se reducirá parcialmente la dependencia de la tributación indirecta, mejorando la progresividad del sistema en su conjunto.

Asimismo, con estos fondos se creará el Departamento de Tributación Internacional en el Ministerio de Finanzas Públicas (MINFIN), que será responsable de coordinar con la Superintendencia de Administración Tributaria la negociación de convenios de tributación y tratados de intercambio de información tributaria con otros países.

El préstamo se desembolsará en dos tramos en un período estimado de tres años y el MINFIN será el organismo ejecutor de la operación. EFE                                                                
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?