| 3/15/2007 12:00:00 AM

BID celebra con cautela continuado desarrollo regional

Congregados para la asamblea anual de gobernadores del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), que fija las políticas de la institución, comprobarán más bien que la competitividad regional no mejora y que si bien la pobreza se ha reducido tampoco hay avances importantes en la campaña contra la desocupación ni se crean buenos empleos.

Guatemala.- América Latina y el Caribe completaron en 2006 cuatro años consecutivos de firme crecimiento económico con promedio de 4,3%, pero sus ministros de economía no encontrarán en su reunión de este fin de semana en Guatemala motivos de gran celebración.

Verán también que el panorama internacional, donde los sostenidos altos precios de las materias primas fueron el motor del crecimiento regional, está debilitándose ante la amenaza de recesión en la economía estadounidense. El BID difundirá su informe anual durante su asamblea del 16 al 20 de marzo, pero no se espera anuncios sobre la región que no hayan sido ya abordados adelantadamente por otras instituciones multilaterales. América Latina y el Caribe registraron un crecimiento del 5,3% en 2006, según la CEPAL, la Comisión Económica para América Latina de las Naciones Unidas que difundió en diciembre un informe preliminar en su sede de Santiago de Chile.

El Fondo Monetario Internacional (FMI) ha dicho, por su parte, en noviembre que el crecimiento regional sería del 4,75% en 2006 y de 4,25% en 2007. Las cifras finales se conocerán en abril en su asamblea de gobernadores en Washington. "El 2006 fue un año de persistente progreso económico para la región", dijo el presidente del BID Luis Alberto Moreno, pero poniendo una dosis de cautela agregó: "También fue un año de retos que no están todavía resueltos".

Hay riesgos que ensombrecen el panorama.

Una recesión en Estados Unidos, que muchos analistas adelantan como inminente, pero breve, ante la caída del sector de bienes raíces, significaría un retroceso de 2 puntos porcentuales en el desarrollo regional. El FMI identifica a los otros como un inesperado reacomodo en los mercados financieros globales que se ve con los tumbos recientes de Wall Street; la volatilidad en los precios de las materias primas, particularmente de las no petrolíferas; y presiones comerciales en el Caribe luego de la erosión de su acceso preferencial a diferentes mercados; y la falta de progreso en los acuerdos para una mayor liberalización del comercio.

Los ministros llegarán a Guatemala cuando también la deuda pública sigue siendo relativamente alta, con un promedio del 45,2% del producto bruto de la región; y el nivel de gasto de los gobiernos se ha acelerado recientemente, aún en países donde el superávit está a merced de factores cíclicos o temporarios. El nivel de pobreza regional ha descendido por primera vez por debajo del 40% de la población regional y la extrema pobreza se mantuvo por debajo del 15%. Entre 2002 y 2006 la pobreza descendió de 44% a 38,5% y la extrema pobreza del 19,4% al 14,7%. Pese a esos avances, el BID considera que la región tiene ante sí el reto inmediato de crear empleos de buena calidad y ampliar el alcance de las políticas sociales para los menos favorecidos.

La asamblea de Guatemala se realiza cuando Perú, Colombia y Panamá se aprestan a cerrar un ciclo de fuerte avance del libre comercio promovido por Estados Unidos y que en seis años ha cubierto fuentes que producen más de dos tercios de la riqueza regional. Pero, el BID sostiene que la liberalización comercial y los tratados de libre comercio no son suficientes para obtener un desempeño satisfactorio de las exportaciones y generar los empleos necesarios si no van acompañadas de medidas que mejoren la competencia para la captación de inversiones y creación empresarial.

En ese sentido, la región todavía está en último lugar entre todas las regiones del mundo, en una lista que encabezan los países asiáticos. El Foro Económico Mundial afirma en su informe de competencia global que en América Latina solamente Argentina, Chile, Colombia y Honduras subieron cinco lugares o más en la clasificación de 145 países entre 2004 y 2006.

Según el Banco Mundial, en los dos últimos años sólo Guatemala, México y Perú ascendieron cinco lugares o más en la clasificación de 155 países, en cuanto a mejoras en las condiciones para hacer negocios. Los demás países de América Latina y el Caribe descendieron posiciones en ambas listas, y la región en su conjunto no cambió con relación a las otras del mundo.

 

 

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?