| 7/3/2008 12:00:00 AM

Betancourt abraza a sus hijos por primera vez en seis años

Bogotá.- Tras casi siete años de larga y penosa espera, una emocionada Ingrid Betancourt se reunió el jueves con sus hijos, que viajaron desde Francia para reunirse con su madre que en la víspera fue rescatada por el ejército desde un campamento de las guerrillas de las FARC en la selva colombiana.

"El momento mas feliz de toda mi vida es este momento... que estoy con mis niños", dijo entre lágrimas la ex candidata presidencial en su segundo día de libertad.

Melanie y Lorenzo llegaron el jueves en la mañana junto a su padre Frabrice Delloye, en un avión oficial enviado por el presidente Nicolas Zarkozy y acompañados por el canciller galo, Bernard Kouchner.

Entre lágrimas y consumida por la emoción, Betancourt no soportó la espera en la pista aérea de la base militar donde aterrizó el avión y subió junto con su madre por las escalinatas del Airbus cuando abrió sus puertas para reunirse dentro de la aeronave con sus hijos.

Betancourt permaneció por varios minutos dentro del avión, donde también estaba su hermana Astrid, quien reside en París.

Luego bajó acompañado por su familia y enfrentó los micrófonos dispuestos para los periodistas y exclamó: "El paraíso...eso es algo parecido de lo que estoy sintiendo en este momento, le doy gracias a Dios por este momento tan bello".

Entre lágrimas Betancourt dijo, abrazando a sus hijos, "son mi orgullo, mi razón de vivir, mi luz, mi luna, mis estrellas...por ellos seguí con ganas de salir de esa selva, por volverlos a ver".

"Estoy muy orgullosa de ellos porque lucharon solitos, crecieron solitos en su angustia de no estar conmigo, dieron una batalla, sacaron los recursos de su personalidad, del fondo de su alma y dieron una batalla hermosísima", agregó.

Betancourt aprovechó el encuentro para hacer un llamado a los presidentes de Venezuela, Hugo Chávez, y de Ecuador, Rafael Correa para que "nos ayuden a restablecer vínculos de amistad, de fraternidad, de confianza, con el presidente (Alvaro) Uribe".

Fue una clara referencia a las frías relaciones del presidente colombiano con su par venezolano y al rompimiento de relaciones por parte de Correa con Colombia luego que tropas de este país invadieron territorio ecuatoriano para atacar un campamento de las Fuerzas Armadas Revolucinarias de Colombia (FARC).

Chávez y Uribe tienen previsto sostener en los próximos días un encuentro para retomar las relaciones.

Betancourt sostuvo que esta es "una etapa esencial para que podamos vislumbrar nuevas liberaciones unilaterales".

Planteó que otros actores regionales, como la presidenta argentina Cristina Fernández, podrían ser invitados a participar en las gestiones de mediación para empujar a las FARC a que "dejen el camino del terrorismo", y vayan hacia una negociación de la paz.

Betancourt --de nacionalidad franco-colombiana-- adelantó a los periodistas que después de algunas actividades en Bogotá el jueves, viajaría por la noche a París para agradecer a Sarkozy y al pueblo francés por la solidaridad demostrada con ella y sus hijos durante su cautiverio.

En otra actividad, algunos de los militares liberados, vestidos de uniforme y con el corte de cabello militar, acudieron el jueves al comando de las fuerzas militares donde tuvieron un gran recibimiento, que fue encabezado por el comandante del ejército, general Mario Montoya.

Al ritmo de mariachis y entre aplausos fueron recibidos como héroes por sus compañeros de fuerza.

Montoya dijo a la prensa, que "más temprano que tarde" las fuerzas públicas colombianas lograrán la liberación del resto de los secuestrados y advirtió a las FARC que "no se vayan a atrever a tocar" a los rehenes.

La cancillería de Noruega informó el jueves que las FARC liberaron al colombiano-noruego Alf Onshuus Nino, quien fue secuestrado hace casi seis meses junto con cinco colombianos, entre ellos su novia.

Atendiendo la petición que realizó Betancourt en la víspera, Los mayores medios de comunicación locales anunciaron el jueves la posibilidad de realizar una marcha contra los secuestros el 20 de julio, misma fecha en que se celebra el día de la independencia de Colombia.

 

 

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?